Atlántico

VAL MIÑOR

Baiona sólo tiene 8 de los 31 socorristas para sus playas

La falta de personal de salvamento afecta a la confirmación de las 5 banderas azules

Socorrista en Playa América tras un vertido puntual de gasoil, agosto de 2018.
Socorrista en Playa América tras un vertido puntual de gasoil, agosto de 2018.
Baiona sólo tiene 8 de los 31 socorristas para sus playas

Un año más la historia se repite y la escasez de socorristas para dar cobertura a los arenales del Val Miñor en temporada alta es un hecho. La Xunta constata que la sucursal del INEM en Baiona tan solo tiene ocho registrados de las treinta y una plazas solicitadas para este verano. Así lo confirmó la Xunta mediante una notificación de resolución enviada a la Mancomunidad amparada por el “Programa Lifeguard: Servizo de salvamento e socorrismo nas praias da Mancomunidade"y a la que este diario tuvo acceso.
 Así pues la Administración subvencionará a los ayuntamientos con un total de 24.000 euros para posibilitar su contratación y cuya fecha límite para presentar la documentación requerida finaliza el 1 de julio, momento en el que en circunstancias normales  se lleva a cabo el izado de las banderas azules. 
Con todo, tanto a Baiona como Nigrán tienen por delante una carrera de fondo, para completar la plantilla requerida y encontrar en el plazo de mes y medio los 22 restantes, que en el caso de la villa marinera le permitiría dar por comenzada la temporada alta de manera oficial en sus arenales  y con los estandartes ondeando en lo alto de sus mástiles. Ahora tanto el alcalde baiones, Ángel Rodal como el nigranés Juan González, se encuentran estudiando la manera de captar profesionales antes de tener que convocar un nuevo concurso externo a la Xunta, y para lo que necesitarían en torno a 40.000 euros necesarios para financiar el servicio. Rodal, por su parte, explicó que están barajando la posibilidad de solicitar a la Administración que recurran a las bolsas de empleo del servicio público existentes en municipios cercanos y de esta manera no perder las ayudas solicitadas.   
Sin embargo el contexto actual difiere en gran medida de años anteriores después de que Nigrán comunicase su renuncia a optar por los distintivos, un hecho que en este sentido beneficia a la villa marinera ya que podría levantarlas con un mínimo de 14 socorristas. 
Pese a todo, tanto Rodal como González recalcaron que su prioridad es la de garantizar la seguridad en todas sus playas y en este sentido Baiona no descartaría renunciar a algún estandarte si fuese inevitable. 

Playas de Nigrán, a punto
En relación con las dudas surgidas tras la renuncia de Nigrán a las banderas, González asegura que la ausencia en Playa América, Panxón y Patos “no afectará ni a la calidad de las aguas ni a la de los servicios en las playas”. El regidor afirmó que ya comenzaron con la campaña de limpieza mediante maquinaria específica y de esta manera tener todo a punto para la llegada del verano. En cuanto al mantenimiento de elementos tales como pasarelas, servicios, duchas  o accesos, entre otras, afirmó que ya se encuentran trabajando en ello. 
Como novedad el regidor añadió que instalarán un cambiador para los surfistas en uno de los aparcamientos de Patos situado en una zona conocida popularmente como "el Pico", y confirmó que en los próximos días comenzarán con los trabajos de reposición en tres de las entradas a la playa, dos de ellas en la zona anteriormente mencionada y la última en las proximidades a las escuelas municipales. Se trata de rampas de madera que en la actualidad están muy dañadas tras la erosión del mar que dio como resultado la rotura de algunas de las tablas que las componen. Estas serán sustituidas por conjuntos nuevos financiados por las arcas municipales tras la negativa obtenida por Costas.