VIGO

Javier Guerra y los críticos del PP barajan irse a Ciudadanos

El partido de Rivera confirma que los contactos se han intensificado pero no hay nada cerrado

Javier Guerra aseguró que a día de hoy no tiene nada que decir.
Javier Guerra aseguró que a día de hoy no tiene nada que decir.
Javier Guerra y los críticos del PP barajan irse a Ciudadanos

Los movimientos en el sector crítico del PP de Vigo liderado por el exconselleiro de Industria Javier Guerra se han intensificado en las últimas semanas hasta el punto de que en el último encuentro, el martes, el grupo se ha dado un plazo para decidir si se integrarán en Ciudadanos. 
Miembros del grupo explicaron que tras la propuesta realizada por el partido para su integración, que calificaron de “sonrojante” en unos casos y de “denigrante” en otros, les han quedado cinco alternativas sobre la mesa para mantenerlo: seguir con la reuniones al margen del partido, la integración en el PP siempre que se den unas condiciones adecuadas (que no las ven), hacer una candidatura independiente (que se descartó desde el principio), irse para casa o la opción de integrarse en Ciudadanos.
Algunas de estas opciones, las más traumáticas, como la de crear una candidatura independiente, se descartaron inmediatamente y otras se han ido cayendo con el tiempo, como la integración en el PP tras la propuesta de la presidenta Elena Muñoz.
Así que en la reunión del martes la opción válida que se barajó fue la de irse a Ciudadanos. Ahora cada uno meditará los pros y contras y Guerra espera reunirse con cada uno de los miembros para que le comuniquen la decisión individual sobre la que basar la del grupo.
Fuentes de Ciudadanos en Galicia confirmaron que las conversaciones con Javier Guerra están hoy más avanzadas que hace una semana, pero que no hay un acuerdo ni un paso en firme, explicaron. Lo que sí dejaron claro es que cualquier candidato tendrá que asumir que debe pasar por el proceso de primarias interno del partido.
Javier Guerra, que lleva más de treinta años afiliado al PP y se disputó a finales de 2016 la presidencia del partido en Vigo con la también exconselleira Elena Muñoz, en la que ella se impuso con el 56,07% de los votos, se limitó a señalar ayer a este periódico que “a día de hoy no tengo nada que decir”.