EVEGINA BESPALOVA DIRECTORA Y PRIMERA BAILARINA DEL RUSSIAN CLASSICAL BALLET

“La genialidad de los compositores son el gran secreto del ballet”

La compañía Russian Classical Ballet interpretó ayer “El Lago de los Cisnes” en el teatro García Barbón. Su directora y primera bailarina, Evegina Bespalova, habló para Atlántico sobre su vigencia.

El Russian Classical Ballet representó ayer en Vigo “El Lago de los Cisnes”.
El Russian Classical Ballet representó ayer en Vigo “El Lago de los Cisnes”.
“La genialidad de los compositores son el gran secreto del ballet”


¿Qué hace del ballet clásico un espectáculo atractivo año tras año?
La música clásica y el ballet son dos de las artes más antiguas y que se resistieron al pasar de siglos. La genialidad de los compositores son el gran secreto, a mi ver, para que hoy por todo el mundo la gente siga disfrutando. La danza clásica por su belleza, armonía y técnica, atrapan al público y cautivan cada vez más artistas y practicantes. Como arte performativo y expresión del cuerpo la danza será siempre un arte fantástico y único.
 

¿Qué particularidades técnicas tiene “El Lago de los Cisnes”?
Es un ballet que exige mucho sincronismo entre los artistas, especialmente en el 2 y 4 acto, con los cisnes, pero también el doble papel de la bailarina principal, que interpreta a Odette y Odile. Además de la parte técnica es necesario representar a los dos personajes, lo que implica una gran capacidad dramaturga, la pureza del cisne blanco y la intriga del cisne negro.
 

¿Qué margen de variación hay dentro de esta coreografía clásica?
La Russian Classical Ballet busca preservar la tradición del ballet clásico ruso, así que la coreografía respeta la obra original, solo pequeños ajustes se realizan de acuerdo con las características de los artistas y la dimensión de los escenarios. No queremos asumir la responsabilidad de modificar algo creado por genios de la coreografía, cada gesto, cada movimiento tiene un significado, alterar la coreografía puede influenciar en la narrativa y eso creo que no es beneficioso para el espectáculo.
 

¿Por qué son las compañías rusas guardianes de la pureza del ballet?
Para nosotros, la danza es una cuestión cultural, cada año decenas de niños entran en las escuelas y nuevos profesionales , en los teatros. Hay una gran demanda de artistas y una necesidad de renovación constante. Somos embajadores de la cultura. Está en nuestra sangre.
 

¿Cuánto tiempo es necesario para alcanzar el nivel de la compañía?
Muchos comienzan  con 5 años, otros más tarde, a los 10. No existe un patrón, es una cuestión de fuerza de voluntad, superación y talento, así como bastante sacrificio. Es una vida dura, pero gratificante. Un mes antes de la gira ensayamos 10 horas al día, ya en tour, de 4 a 5 horas. Es un trabajo continuado y que nos obliga a estar 100% concentrados.
 

¿En qué debe fijarse y qué apreciar un espectador de ballet?
Primero debe conocer la historia para interpretar la música, el movimiento, los gestos y la sintonía entre música y coreografía. Los escenarios y el guardarropa también forma parte del espectáculo, para mí es un complemento esencial. En resumen, que disfruten y que salgan con un sentimiento de felicidad y encanto.