VIGO

‘Galicia es la zona más expuesta de la Península a grandes terremotos’

El geólogo vigués Antonio Aretxabala dice que el seísmo de Nepal no ha sido una sorpresa

Aretxabala, en una intervención en el Parlamento de Navarra.
Aretxabala, en una intervención en el Parlamento de Navarra.
‘Galicia es la zona más expuesta de la Península a grandes terremotos’

El temblor del pasado 17 de abril en Nigrán que se dejó sentir en la ciudad fue la ocasión para contactar con el geólogo vigués y profesor de la Universidad de Navarra, Antonio Aretxabala. Sólo unas semanas después, un terremoto de enorme magnitud sacudía a Nepal, que ha acabado con la vida de 6.200 personas, en la última cifra oficial de fallecidos.
El experto ha analizado este suceso con diversos artículos, uno de ellos publicado por el Ilustre Colegio Oficial de Geológos. En él, Aretxabala asegura que el terremoto de Nepal no ha sido una sorpresa ya que se trata de “una de las regiones sísmicas más activas del mundo que se asienta sobre una caja de resonancia sísmica; una antigua laguna rellena de sedimentos, que por si era poco sustenta una de las tres zonas más densamente pobladas del planeta”. El experto vigués habla de “amnesia sísmica”, un problema generalizado.
Según explicaba a este diario, “antes de proyectar el urbanismo hay que tener un mapa de riesgo, es una asignatura pendiente”. Para Aretxabala, Galicia “es la región más expuesta a los mayores terremotos esperables que pueden afectar a la Península Ibérica” por “los de origen atlántico provenientes de la Falla de Azores-Gibraltar y de las grandes fallas asociadas atlánticas”.
Además, asegura que se trata de la región de la Península donde más terremotos hay si bien se tratan en general de escasa intensidad. “El de Nigrán fue pequeñito pero nos llevamos una sorpresa porque se sintió. Antes sólo se dejaban sentir en la población a partir de 3 en la escala Ritcher pero últimamente, empiezan a sentirse con niveles muy pequeños incluso de 1,2”. La razón, según explica es “que los temblores dependen de la profundidad y los terrenos de acogida, y a veces se producen en zonas de la corteza que funcionan como cajas de resonancia”.
  Aretxabala, también director técnico del laboratorio de Edificación de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra, explica que  “Galicia tiene una configuración sísmica muy llamativa, tiene forma de deshacerse de las descargas si bien en ocasiones hemos visto cómo se acumulaba la energía y se producían terremotos muy importantes como el de Ferrol en 1910 y Pontevedra en 1920, precisamente zonas que no están incluidas en las de mayor actividad sísmica de la región, como el triángulo de Lugo (Becerreá, Sarria y Triacastela)”.
Para el experto, el cambio climático ha incrementado la sismicidad en las zonas más propensas. A su juicio, “centíficos, urbanistas y arquitectos tendrán que aportar muchas y nuevas ideas para mitigar los desastres por venir”. n