VIGO

Expertos de la firma Servitega recomiendan revisar las calderas

Técnicos de Servitega revisan la instalación de una sala de calderas.
Técnicos de Servitega revisan la instalación de una sala de calderas.
Expertos de la firma Servitega recomiendan revisar las calderas

 Muchos de los incidentes domésticos que se registran en invierno están relacionados con un mal mantenimiento de los sistemas de calefacción, que pueden provocar riesgos graves de intoxicación por mala combustión. Servitega S.L, servicio oficial de Baxi-Roca-De Dietrich desde hace más de treinta —opera en toda la provincia y cuenta con oficinas en Vigo y Pontevedra— recomienda tener las calderas perfectamente revisadas por técnicos expertos y cualificados por los servicios oficiales de la marca, pues siempre son los que mejor conocen sus características técnicas. Además de por razones de seguridad, estas revisiones son obligatorias por ley —su periodicidad depende del tipo de instalación— y contribuyen asimismo a ahorrar costos y lograr viviendas más eficientes energéticamente.
Servitega, empresa certificada con la ISO 9001 y todos los requisitos obligatorios expedidos por la Consellería de Industria de la Xunta de Galicia, cuenta para este tipo de trabajos con un equipo humano formado por 25 personas altamente cualificadas, con formación continua en sus productos y expertos en calderas, lo que ofrece una seguridad permanente que ningún otro servicio plusmarquista puede ofrecer.
Según el estado de la caldera, los expertos en calefacción son partidarios de su renovación por otros sistemas más eficientes, que generen un menor consumo, como son las actuales calderas de condensación, tanto a gas como a gasoil, y sistemas solares y de aerotermia. Igual de importante son las revisiones en las comunidades de vecinos, donde además, como recuerdan desde Servitega, deberán comenzar a planificar la implantación de repartidores de coste, que en los próximos meses serán obligatorios en los edificios con calefacción central. Por último, aconsejan a todos los usuarios de calderas, ya sean de gas natural, propano, gasoil o biomasa, que se cercioren de que las ventilaciones de cocinas o salas de la caldera no estén obstruidas y funcionen correctamente, libres de objetos.