Una calle para Antonio Palacios

En medio de la polémica desatada en Madrid por los cambios en las denominaciones de algunas de sus calles y espacios públicos, el Círculo de Bellas Artes de la capital lanza una campaña a través de la plataforma Change.org para conseguir homenajear al arquitecto en el callejero.

Las Salesas Reales, obra de Palacios en Vigo. Sólo pudo construir uno de los pabellones.
Las Salesas Reales, obra de Palacios en Vigo. Sólo pudo construir uno de los pabellones.
Una calle para Antonio Palacios

Pocos se habrán fijado en que el tramo de circunvalación que comunica el nudo de la Estación de Autobuses de Vigo con las inmediaciones del parque de Castrelos recibe el nombre de Antonio Palacios Ramilo, arquitecto nacido en O Porriño en 1874 y declarado "vigués de adopción" por la Corporación municipal, artífice de algunos de algunos de los edificios más emblemáticos de la capital y con destacadas actuaciones en la ciudad  
Aún se puede contemplar en el centro de su localidad natal una de las entradas a la red de metro de la Gran Vía madrileña, desmontada en 1970 y trasladada por fortuna a O Porriño un año más tarde, herencia que el consistorio capitalino ha tratado varias veces de recuperar sin éxito.
Con el motivo del centenario de la inauguración del Hospital de Jornaleros de Maudes, magno sanatorio que también coqueteó con la piqueta, la Comunidad de Madrid viene organizando en los últimos meses todo un programa de actividades en torno a su figura, incluyendo visitas guiadas o conferencias. Madrid es el lugar donde desarrollaeste arquitecto, y con qué éxito, la mayor parte de su carrera profesional. Palacios diseña entre otros inmuebles de la villa en Palacio de Comunicaciones, que actualmente alberga la Alcaldía, el Círculo de Bellas Artes o el Banco Español del Río de la Plata, hoy en día sede del Instituto Cervantes. Es muy destacado su papel en la creación deltransporte subterráneo en la capital, siendo por ejemplo el arquitecto artífice del clásico logotipo de Metro de Madrid. 
La iniciativa lanzada por el Círculo de Bellas Artes de Madrid hace algunas semanas, que se dirige al consistorio madrileño entre otras instituciones, ha logrado ya más de diez mil apoyos en la plataforma Change.org, donde reconocen que “solo lleva su nombre un parque en Canillejas, alejado de la mayoría de sus céntricas y turísticas creaciones”.
Destacan que Palacios es un gran arquitecto, sin connotaciones políticas de ningún tipo, capaz por tanto de generar consenso, como demuestra la buena acogida de la propuesta. Parece oportuna la iniciativa apenas quince días después de que la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid denegara la declaración de Bien de Interés Cultural a las Cocheras de Cuatro Caminos, obra en la que Palacios colaboró probablemente y que hoy se encuentra en medio de la polémica por el proyecto urbanístico que pretende reformar la zona. O Porriño puede ir haciendo hueco. n