SOCIEDAD

Padres y profesores, abiertos a prohibir el móvil en colegios

La ministra de Educación, Isabel Celaá, advierte que hay "opiniones fuertemente encontradas"

Dos alumnas utilizan el teléfono móvil en su centro educativo.
Dos alumnas utilizan el teléfono móvil en su centro educativo.
Padres y profesores, abiertos a prohibir el móvil en colegios

Educación estudia la posible prohibición del uso de los móviles en los centros educativos, como fijó Francia desde este curso, una medida que apoyan en España varias asociaciones de padres y docentes, aunque otras son partidarias de que sean los centros los que decidan como ocurre ahora.
Precisamente la ministra de Educación, Isabel Celaá, explicó en una entrevista que encontraron "opiniones fuertemente encontradas" sobre una cuestión que considera "muy interesante" y a estudiar, especialmente porque "tenemos demasiados adolescentes muy adictos a la tecnología".
En la actualidad, es cada centro el que decide si permite o no el uso de estos dispositivos dentro del recinto y no hay una regulación ni a nivel estatal ni autonómico.
Eso sí, las primeras voces discordantes no se hicieron esperar. El conseller de Educación, Josep Bargalló, afirmó que la Generalitat rechaza la prohibición de los móviles en las aulas, al considerar que su uso con fines pedagógicos es positivo, ya que no se puede dar "la espalda" a los "avances tecnológicos" en las aulas.

debate complejo
Desde el sindicato STES, su portavoz José Luis López Belmonte subrayó que se trata de un "debate complejo" ya que, por un lado, el móvil dificulta el ambiente de trabajo, pero por otro podría ser una herramienta de trabajo, aunque el actual sistema educativo español deja poco margen para ello. No obstante, López Belmonte afirmó que el móvil "entorpece" más que facilita la actividad docente.
Y sobre que se trata de una medida para evitar también el acoso escolar, el portavoz de STES recordó que el "ciberbullying" puede producirse también fuera del horario escolar.
Pedro José Caballero, presidente de la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (Concapa), se mostró a favor de la prohibición de móviles en las aulas y se ofreció a trabajar con el Ministerio para estudiar alternativas que permitan aprovechar las nuevas tecnologías.
Destacó que la utilización de teléfonos móviles está detrás de una buena parte de los casos de acoso escolar que se producen y se refirió a distintos estudios que aseguran que el abuso de estos dispositivos está detrás de 15% de los casos de fracaso escolar y del bajo rendimiento de los menores en el colegio. 
Por su lado, el presidente de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), Antonio Rodríguez-Campra, afirmó que la opinión mayoritaria en los colegios que ellos agrupan es que "los teléfonos móviles no aportan nada, perjudican bastante e influyen en la distracción de los alumnos".
"En los colegios (en muchos concertados y privados) donde no se permite que haya móvil se hcomprobó que los resultados académicos mejoraron", aseguró Rodríguez-Campra.