Cómo empezar el día con buen pie: un delicioso y enérgico desayuno

Suena la alarma varias veces y ya no se puede posponer más. ¡Es hora de salir de la cama, desperezarse y comenzar la nueva jornada con alegría!

 

Cómo empezar el día con buen pie: un delicioso y enérgico desayuno

Está claro que despertarse, a veces, es una tarea complicada y desagradable. Sobre todo si la alarma suena varias veces hasta que ya no se puede posponer más. 

El primer contacto con el mundo real suele ser el desayuno. Una comida que aunque puede dar un poco de pereza preparar, no por ello se debiera convertir en un rápido vaso de leche y unas galletas. 

Un desayuno sabroso y energético puede cambiar el humor de todo el día. Permitirse un tiempo para degustarlo de diez o quince minutos, también. 

Esta es una propuesta, fácil y rápida, llena de sabor y color, digna de un día alegre, aunque fuera esté lloviendo y haya que estar ocho horas en la oficina. 

Tostadas de aguacate y tomate

El cada vez más común aguacate es un fruto perfecto para los desayunos. ¡Es muy nutritivo! Rico en grasas saludables, tiene más de 20 vitaminas y minerales (vitamina K, ácido fólico, potasio, vitamina C, vitamina B5,...) y previene el envejecimiento de las células, ya que presenta un alto contenido en antioxidantes. Su textura mantecosa permite extenderlo sin problemas sobre cualquier tipo de pan, ya sea la típica tostada, una rebanada fresca o una tosta de semillas. 

Un compañero ideal del aguacate puede ser el tomate natural, aunque también combina a la perfección con el queso, en todas sus formas, o simplemente, con un chorrito de aceite. Un toque final de orégano y albahaca es un buen colofón.

Frutos secos

Los mejores aliados para comenzar el día con energía. Sean cuales sean los escogidos, todos presentan alto contenido de ácido fólico, que reduce el estrés, de Omega 3, que ayuda a disminuir los niveles de colesterol malo, y de proteínas vegetales, algo muy importante en dietas verdes. 

Almendras, avellanas, pistachos, nueces o cacahuetes son solo algunas de las posibilidades, pero el universo del fruto seco es mucho más amplio. 

Curiosidad: su ingesta suele provocar sed, lo que a primera hora de la mañana es muy beneficioso para beber varios vasos de agua y ayudar así a cubrir la cantidad recomendada diaria (2,5 litros para hombres y 2 para mujeres).

Dátiles

Esta fruta, originaria de Mesopotamia, es básica en la alimentación de los países del Magreb. Además de tener un delicioso sabor y una agradable textura, los dátiles presentan infinidad de beneficios para la salud, como la prevención de trastornos intestinales o el aumento de la resistencia ósea, debido a sus altos contenidos en minerales. En una dieta vegetariana representan una importante fuente de hierro que ayuda a prevenir la anemia. 

Además, contienen azúcares variados, como la glucosa, la fructosa o la sacarosa, que ayudan a comenzar el día con "buena" energía. 

Frutas variadas

Desde el zumo de naranja a un plátano, pasando por manzanas, fresas, kiwis o peras. Cualquier combinación es acertada. Vitaminas, fibra, potasio, hierro,... Los beneficios de la fruta son innumerables y conocidos por todos.

Para aquellos a los que no les gusten especialmente, puede probar a mezclar yogur con trocitos de alguna fruta, e incluso añadirle avena, chía o algún cereal, para que el plato tenga otros alicientes. 

Además, cada temporada presenta una nueva lista de frutas, como el verano, que llegará cargado de cerezas, melocotones, sandías o melones. ¡Qué rico!