GALICIA

El caudal termal de As Burgas es suficiente para un hotel balneario

El estudio de la Xunta, a punto de finalizarse, garantiza la viabilidad técnica de un proyecto estratégico

Antigua cárcel, en la rúa Progreso.
Antigua cárcel, en la rúa Progreso.
El caudal termal de As Burgas es suficiente para un hotel balneario

n n n La construcción del ansiado hotel balneario en la "zona cero" del termalismo ourensano, As Burgas, es viable técnicamente. Así lo garantiza el estudio encargado por la Xunta para conocer la capacidad real del caudal de As Burgas que, a punto de cerrarse definitivamente, determina que los registros son suficientes para sostener una instalación hotelera de relumbrón de la que ahora mismo carece la ciudad.
El estudio fue encargado por la Consellería de Economía, Emprego e Industria a través de la dirección xeral de Minas, a la empresa Geocisa, con un presupuesto ligeramente superior a los 100.000 euros. Según decía a mediados del año pasado el director xeral de Enerxía e Minas, Ángel Bernardo Tahoces, "aínda que as propiedades e beneficios das augas termais son de sobra coñecidas, ata a data non se fixera unha cuantificación do caudal para determinar o aproveitamento racional deste recursos".
Las cifras concretas del estudio se conocerán en las próximas semanas, pero la primera conclusión que ha extraído la empresa que ha realizado los trabajos de campo es clara: hay capacidad suficiente para construir un balneario en As Burgas, una instalación que llama la atención entre importantes corporaciones especializadas en esta materia, como ha recordado en numerosas ocasiones el presidente de la Diputación, Manuel Baltar.
La capacidad hidrotermal es una de los pilares sobre los que debe asentarse el proyecto hotelero, pero no el único, ya que en estos momentos la ciudad cuenta con el importante hándicap de su situación urbanística, ya que además de la anulación del Plan Xeral de Ordenación Municipal de 2003, se ha producido la caída del Plan Especial de As Burgas, que ahora el gobierno municipal quiere incluir en el PERI del Casco Vello, actualmente en fase de modernización, pero que no estará listo hasta dentro de varios años.

UN HOTEL, OPCIÓN VIABLE
Así, a día de hoy, la antigua cárcel situada en la rúa Progreso, propiedad del Concello, sería la única opción viable para un hotel, pero con el condicionante de que únicamente se podría utilizar el edificio, ya que las parcelas adyacentes no cuentan con la ordenación necesaria para ser modificadas al esta incluidas en el Plan Especial de As Burgas.
Es el mismo problema al que se enfrenta el denominado Xardín das Burgas, con terrenos expropiados en su momento a diferentes propietarios, un proceso que fue anulado al caer el planeamiento. El Concello mostró su disposición a negociar mantener la propiedad.
Sin embargo, aunque el escenario urbanístico es delicado, sin avistarse a corto plazo una solución para dar luz verde al nuevo Plan Xeral de Ordenación Municipal, actualmente pendiente de informes y de acuerdo político, la intervención de la Xunta podría convertirse en una vía de escape para impulsar un hotel balneario en As Burgas.
Tal y como ha sucedido con la estación de A Ponte, la administración autonómica tiene capacidad para dar viabilidad urbanística a través de una ley creada para desarrollar proyectos de interés general, acortando los plazos habituales para dar cobertura a las actuaciones.
Desde el gobierno municipal, han dejado claro que el estudio que está a punto de presentar al Concello la Administración autonómica será el punto de partida para analizar las posibilidades de desarrollo del área de As Burgas, donde también se quieren impulsar alternativas de ocio como una cafetería, tienda, oficina de información o apartamentos turísticos. n