ECONOMÍA

Vulcano afronta tres reuniones clave y nueva cúpula este mes

El astillero vigués transmite tranquilidad a la plantilla, que cree que los cambios llegan tarde

El ferry que construye Vulcano en el dique seco de Metalships en fase de construcción.
El ferry que construye Vulcano en el dique seco de Metalships en fase de construcción.
Vulcano afronta tres reuniones clave y nueva cúpula este mes

 Mes clave para Factorías Vulcano. El astillero vigués comienza 2018 renovándose al completo pues a la ya anunciada nueva dirección, que tomará posesión en los últimos días de enero o principios de febrero, se unen tres reuniones clave con diferentes armadores en las que se confía en avanzar en nueva carga de trabajo para el astillero.
La directiva de la factoría naval comunicó ayer al comité de empresa los cambios y les transmitió tranquilidad. No obstante, los trabajadores lamentaron que los cambios anunciados no se hubieran producido antes.
El nuevo director general de la factoría será Pablo Santodomingo, hijo de Fernando Santodomingo, uno de los dos propietarios del astillero, que queda definitivamente inhabilitado por la reciente sentencia del Tribunal Supremo por el caso de Astilleros Juliana. Su hermano y también propietario, Juan Santodomingo, ejercía hasta la fecha esta labor directiva, que cede a su sobrino.
El área comercial dejará de tener como responsable a José Luis Méndez, de 72 años de edad y también inhabilitado, y en su lugar llegará una mujer española con amplia experiencia en el sector naval en Noruega. La empresa comenzó en abril la búsqueda de este nuevo perfil, que debía ser de altura dadas las circunstancias que atraviesa Vulcano.
El astillero tiene que entregar en junio el ferry que construye actualmente para Trasmediterránea, si bien lo más probable es que lo haga en mayo, como se anunció durante la firma. El astillero quedará entonces previsiblemente sin carga de trabajo. En cuatro meses es difícil cerrar el acuerdo para la construcción de un nuevo buque o infraestructura -especialmente el esquema de financiación- y todo apunta a que los trabajadores pasarán algún tiempo en la grada sin actividad constructiva. La empresa señala que los remanentes del contrato con Trasmediterránea permitirá abonar los salarios de los trabajadores con normalidad.
Este mes, pues, habrá tres encuentros en los que se definirá el futuro del astillero. Una de las tres negociaciones está en estado bastante avanzado. A ellos se aferra Vulcano para que la factoría sobreviva después de dos importantes varapalos: el "no" a la construcción de los carriles de Rande y el "no" a renovar la flota de Nueva Pescanova.