Gestión de riesgos en el negocio de FOREX

Ser comerciante en el mercado bursátil o FOREX suena atractivo para muchas personas que desean mejorar su calidad de vida de una manera eficiente y sostenible. Sin embargo, la compra y venta de valores y divisas implica un riesgo alto para su inversión.

Gestión de riesgos en el negocio de FOREX

En este artículo analizaremos los riesgos más comunes que corren los principiantes en el comercio de divisas: 

1. Control estricto sobre el capital de riesgo

Cuando uno empieza a comerciar con divisas, hay que tener en cuenta que el riesgo de perder la inversión es alto. Por lo tanto, no es nada recomendable invertir dinero que no se puede perder. Es decir, si la pérdida perjudicaría su bienestar o su estilo de vida, baje la cantidad de inversión. La mejor manera de hacer la primera prueba de estrategia es en la versión demo de Forex https://www.fxpro.es/ dónde no se necesita dinero real.

2.   Expectativas realistas

Algunos inversores sin experiencia caen en la tentación de invertir cantidades grandes con esperanza de ir recuperándolo continuamente como si fuera una apuesta de juego de azar. Estas ilusiones exageradas desde luego nunca se cumplen. Es una de las razones principales porque más de 95% de los nuevos participantes del mercado de divisas desaparecen de la plataforma después del primer fracaso. 

3.   Apalancamientos grandes llevan a riesgos grandes

Si un agente ofrece un apalancamiento grande, es porque está contando con su pérdida. Caer en la tentación de los apalancamientos altos es correr un riesgo innecesario. Más vale empezar con pocas cantidades, pero ir creciendo de una manera constante. El proceso es lento, pero recuerde que las prisas no suelen traer ganancias. 

4. Mercancía con divisas exóticas

Aunque en el mercado hay inversiones innovadoras que parecen hacerse un hueco en el que probar suerte, la experiencia muestra que comprar y vender divisas exóticas no es lucrativo. Es preferible centrarse en las clásicas 8 divisas mundiales más estables (USD, EUR, GBP, JPY, CHF, AUD, NZD, CAD). Esto tiene que ver con las tendencias generales en el mercado mundial. La aversión al riesgo es un tipo de comportamiento comercial exhibido por el mercado de divisas cuando ocurre un evento potencialmente adverso que puede afectar las condiciones del mercado. Este comportamiento se produce cuando los operadores con aversión al riesgo liquidan sus posiciones en activos arriesgados y transfieren los fondos a activos más seguros debido a la incertidumbre. 

En el contexto compra y venta de divisas, los operadores liquidan sus posiciones en varias monedas para buscar seguridad en otras monedas, como el dólar estadounidense. A veces, la elección de una moneda refugio es más una elección basada en los sentimientos prevalecientes que en una estadísticas económica. Un ejemplo sería la crisis financiera de 2008. El valor de las acciones en todo el mundo cayó mientras que el dólar estadounidense se fortaleció. Esto sucedió a pesar del fuerte enfoque de la crisis en los Estados Unidos. Por lo tanto, algunos riesgos son impredecibles.