Fadesa deberá pagar 20 millones a vecinos de Miño expropiados

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) obliga a la promotora Martinsa Fadesa a indemnizar con cerca de 20 millones de euros a los vecinos de Miño que fueron expropiados hace más de una década para construir en esta localidad costera una macrourbanización de chalés adosados y pareados junto a un campo de golf que nunca se terminó.
Fadesa deberá pagar 20 millones a vecinos de Miño expropiados
Fuentes del municipio han confirmado que la última resolución del Tribunal Superior desestima el recurso interpuesto por la empresa para no hacer frente al pago de las indemnizaciones y celebran la sentencia que avala a los vecinos y falla contra los intereses de la constructora, que estaría obligada a 'pagar ya'.

La promotora, en concurso de acreedores, argumentaba que los pagos tenían que hacerse conforme a los criterios económicos de proceso concursal.

El tribunal gallego contesta que no, ya que el litigio por las expropiaciones se inició hace más de un década y por tanto, son ajenas al proceso actual de Fadesa.

El TSXG dice que Martinsa tendrá que abonar también los intereses de demora.

El precio de cada metro cuadrado expropiado se había fijado inicialmente en 6 euros.

Los vecinos recurrieron a los juzgados para conseguir un precio más justo y los tribunales les han dado la razón multiplicando por cuatro la cifra hasta los 25,90 euros por metros cuadrado.

La macrourbanización de Martinsa-Fadesa en Miño, Costa Miño Golf, ocupa una superficie de 160 hectáreas y suma 1.217 viviendas entre bloques de apartamentos, chalés adosados y unifamiliares junto a un gran campo de golf de 18 hoyos en las inmediaciones de la playa de Perbes.