ECONOMÍA

El estímulo europeo empuja emprendimiento e innovación

España encabeza la recepción de inversión de la UE para las pequeñas y medianas empresas

Juan Manuel Revuelta, en una presentación en Bruselas.
Juan Manuel Revuelta, en una presentación en Bruselas.
El estímulo europeo empuja emprendimiento e innovación

n n n España encabeza la recepción de inversión de la Unión Europea para pequeñas y medianas empresas al contar con 573 Instrumentos PYME aprobados, según los datos de Horizonte 2020, y se convierte en foco de innovación por el estímulo de este programa de financiación comunitaria para emprendedores.
La innovación y el talento florecen en España en forma de empresas emergentes que son impulsadas por el apoyo comunitario de Instrumento PYME, programa que hasta la fecha ha invertido más de 212 millones de euros en proyectos de emprendedores españoles. "Esto significa que en España sí que hay talento y una innovación muy válida, la que nace con pocos medios y es capaz de inventar a bajo coste", explica el director general de Finnova, Juan Manuel Revuelta.
Finnova es una fundación europea con presencia en Andalucía, País Vasco, Comunidad Valenciana, Catalunya y Madrid orientada a tres objetivos: la innovación en ayuntamientos y diputaciones, la aceleración de emprendedores españoles y la formación de jóvenes.

más de 212 millones
En total, Instrumento PYME ha invertido hasta la fecha 212,46 millones de euros en proyectos españoles de emprendimiento, por 130 millones en británicos y 117,6 millones en italianos. Sin embargo, a pesar de ser líderes en la recepción de este tipo de ayudas, Revuelta recalca que en el anterior periodo presupuestario, de 2013 a 2017, España no absorbió 9.000 millones de euros de fondos europeos por "falta de capacidades en el sector público", lo cual es "un dato duro".
"En muchos ayuntamientos y diputaciones no hay nadie que hable inglés y ni siquiera existe un área de fondos europeos", agregó, aunque precisó que "no es el caso de todas" las instituciones.

niveles de realismo
Revuelta cree que la crisis "nos ha dado cierta dosis de realismo", y sospecha que con anterioridad había "muchos recursos mal utilizados". "Ahora la innovación es un valor positivo en España, antes se reían de ti. Muchas empresas han interiorizado la necesidad de la innovación", añade. 
Revuelta considera que uno de los problemas derivados de esos antiguos valores es la falta de más inversión en innovación por parte del sector privado.
 "España reúne muchas condiciones, aunque todavía tenemos que mejorar mucho las universidades, ya que no están orientadas a trabajar con el sector privado ni a que la investigación sirva al mundo real". concluyó.