¿Cuándo tiene sentido solicitar un microcrédito?

Los microcréditos suelen tener mala prensa, pero pueden ser útiles en algunas situaciones.

¿Cuándo tiene sentido solicitar un microcrédito?

Los microcréditos suelen tener mala fama, pero usados con sensatez, son una opción viable para alguien que necesita solicitar crédito de inmediato y tiene la intención de devolver rápidamente el importe íntegro del mismo.

Hay algunas situaciones en las que solicitar un microcrédito pudiera resultar tentador, pero no se debe caer en ellas. Estas incluyen las compras compulsivas o los gastos en artículos triviales, por ejemplo: vacaciones innecesarias, juegos de azar, entretenimiento, tecnología, etc.

Un microcrédito es una buena opción cuando necesita dinero para cubrir un gasto inesperado y no tiene a donde recurrir para obtenerlo. Por ejemplo, si su vehículo necesita una costosa reparación. Si el vehículo es imprescindible para su trabajo, entonces la mejor solución es obtener un microcrédito. También es posible que quiera obtener un microcrédito si necesita pagar la matrícula de la universidad o la tarifa de un seguro médico. Es posible que necesite un préstamo para pagar un teléfono nuevo, si el que tenía se ha roto, o quizás necesite dinero extra para un viaje ineludible. De hecho, hay muchas razones justificadas para obtener financiación. Por otra parte, pagar por completo y a tiempo un microcrédito le ayudará a aumentar su calificación crediticia.

Siempre es positivo analizar las razones por las que se necesita el préstamo, discutirlas con un socio, amigo, o familiar, y ver si los beneficios que se obtendrán superan el pago del interés sobre el crédito a largo plazo. En esencia, debe ser sensato y preguntarse si realmente necesita el crédito y si puede afrontarlo. Si la respuesta es sí, puede solicitar su préstamo con toda confianza.

Cuando vaya a solicitar un microcrédito, primero asegúrese de elegir una empresa de buena reputación. Tenga cuidado con aquellas cuya Tasa Anual Equivalente (TAE) sea desmedida. Después, puede comparar préstamos y créditos rápidos, tasas y períodos de amortización, escogiendo el que se adapte mejor a sus necesidades. Medite detenidamente todas las opciones, porque nunca es positivo estar demasiado tiempo vinculado al préstamo, o pagar un interés demasiado elevado.

Si las circunstancias cambian y la deuda se vuelve demasiado pesada, hay algunas cosas que puede hacer para salir de esta situación. Consejocreditosrapidos.es -que ofrece todo tipo de información sobre creditos rapidos- sugiere que la espiral de deuda se debe abordar de inmediato. Para ello, recomiendan buscar asesoramiento financiero. También sugieren hablar directamente con su entidad crediticia si tiene problemas a la hora de pagar su microcrédito. En algunos casos, podría ser una buena alternativa solicitar un préstamo a largo plazo, con mejores condiciones y tasas de interés más bajas bajas.