ECONOMÍA

China da por iniciada la "mayor guerra comercial de la historia"

Pekín responde con aranceles similares a los impuestos por el Gobierno de Trump a algunos de sus productos, por un importe que ronda los 29.000 millones de euros, la mayoría agrícolas

Miles de contenedores se apilan en las instalaciones del puerto chino de Qingdao.
Miles de contenedores se apilan en las instalaciones del puerto chino de Qingdao.
China da por iniciada la "mayor guerra comercial de la historia"

China respondió ayer a los aranceles comerciales estadounidenses con unas medidas de similar cuantía, por valor de 34.000 millones de dólares (unos 29.000 millones de euros), en un contraataque inmediato que cerró la primera jornada de la guerra comercial entre las dos mayores potencias económicas mundiales. A las 00,00 horas de Washington (05,00 hora española y 12,00 horas del mediodía en China) se hacían efectivas las amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump, y entraban en vigor aranceles del 25% a bienes importados de China por el mismo valor, principalmente del sector tecnológico e industrial.
Comenzaba así oficialmente lo que China ha calificado como "la mayor guerra comercial de la historia" entre las dos mayores potencias económicas del mundo, pero tal y como había avanzado Pekín, sin que fuera ella la que "disparara la primera bala". Un comunicado divulgado por la agencia oficial Xinhua confirmó que las contramedidas chinas habían entrado en vigor a las 12,01 hora local (05,01 hora española), tenían "el mismo volumen" que las de EEUU y se referían al anuncio del 5 de junio. Ese anuncio incluía la amenaza de Pekín a Washington de imponer aranceles del 25% a 545 productos estadounidenses por valor de 29.000 millones de euros, la mayoría de ellos agrícolas (sobre todo soja) y productos de consumo como automóviles o güisqui.
En opinión de Louis Kuijs, de la consultora Oxford Economics, el objetivo de China pasa por "posicionarse como la campeona del sistema internacional que se rige por las reglas (de la OMC) y de la globalización económica", mientras EE.UU. se retrata a sí mismo iniciando la guerra comercial en varios frentes. "Esto tiene mucho significado y es muy importante de cara al futuro", destacó Kuijs, quien resalta también que no es causalidad que China aprovechara su comunicado matutino para recordar que seguirá abriendo su economía, que protegerá los derechos de propiedad industrial y mejorará las condiciones para las firmas extranjeras.
Estas tres son algunas de las principales reivindicaciones que hacen diariamente EEUU y Europa a China, y en las que se escudó Trump para aplicar los aranceles aprobados el jueves contra productos industriales y tecnológicos de alto valor añadido hacia los que la potencia asiática quiere reorientar su industria dentro de la estrategia "Made in China 2025".

opinan los expertos
"Nos tememos que aún falta más", apuntaron los expertos de ING Financial Research sobre el inicio de la guerra comercial. Por su parte, Julián Cubero, de BBVA Research, señalaba que las tensiones comerciales entre EEUU y China han llegado "al punto de desencadenamiento de hostilidades" con la introducción de medidas, represalias, y nuevos anuncios de nuevas medidas. "Un escenario negativo, pero que no debería extrañar, pues EEUU ya desafió al G7 al no firmar el comunicado de una reunión en la que estuvo", añade.
Bart Hordijk, analista de Monex Europe señala que con la entrada en vigor de estas tarifas "está bastante claro que el conflicto comercial ahora es real".