AHORRO DOMÉSTICO

Ahorrar en el mantenimiento del coche es posible

Gastar menos en poner el coche a punto es cuestión de saber elegir el taller y las piezas. Además de realizar ciertas tareas personalmente.

Ahorrar en el mantenimiento del coche es posible

Con el fin de que nuestro coche funcione correctamente y evitemos problemas, es imprescindible hacer una revisión de mantenimiento al menos cada año. Sin embargo, en parte por la tan traída crisis económica y otras veces por dejadez, muchos conductores reconocen que han retrasado las tareas de mantenimiento de su automóvil. El primer motivo por el que aseguran hacerlo es el coste que esto supone. Aunque estas acciones aumentan las posibilidades de sufrir una avería, cuyo coste está muy por encima del de la revisión. Por ello, lo mejor es hacerle el mantenimiento adecuado, en el que es posible ahorrar si seguimos algunas pautas. Estas son las más prácticas.

Piezas, ¿nuevas y de marca?

Existe una serie de piezas que tienen un desgaste elevado y que hay que revisar de vez en cuando. Si quieres ahorrar en estas, busca piezas compatibles y que cumplan con las exigencias mínimas del fabricante. A menudo no es necesario que estas sean de la marca original. También es posible montar repuestos desguace con los que se pueden hacer los cambios necesarios y gastar mucho menos dinero.

Incluso si el coche está en garantía, algunas de estas piezas no tienen porqué se nuevas o de la marca del fabricante. Al tratarse de pieza de desgaste, no entran dentro de las condiciones aplicables para usar la garantía. De todos modos es conveniente actuar con precaución y saber en cada momento qué se está usando.

Hacer la revisión básica personalmente

Cuando no hay que arreglar ninguna avería, se puede hacer una revisión sencilla por nuestros propios medios. Por ejemplo, los cambios de aceite y filtros no tienen demasiadas complicaciones y hasta el manual del coche explica como hacerlo. Si llevamos el coche a una revisión oficial, el precio se puede disparar. Lo único que hay que tener en cuenta es que el aceite y las piezas que usemos sean las adecuadas para nuestro modelo.

Como el aceite no se puede tirar en cualquier sitio, es importante hacerlo de forma controlada. Hoy podemos encontrar talleres de alquiler por horas, en los que cuentan con todo lo necesario para hacer el mantenimiento y pequeñas reparaciones. Por ejemplo, un elevador 2 columnas nos evitará tener que arrastrarnos para quitar el tapón del aceite y permitirá que hagamos estos trabajos de una forma mucho más cómoda. Algunos incluso tienen los repuestos necesarios para estos trabajos. Eso sí, es muy importante que hagamos solo las tareas que sepamos hacer, sobre todo si se trata de alguna reparación, ya que un error nos puede salir mucho más caro.

Aprovechar las ofertas de los talleres

Algunos talleres tienen promociones especiales o incluyen ciertos servicios cuando llevamos el coche allí. Una limpieza de regalo con la revisión, un juego de escobillas si cambiamos el aceite, etc. Si estamos al tanto de ellos, podemos aprovechar y ahorrar un poco.

Incluso los talleres están al tanto de las ofertas. Si ven un lote elevador 2 columnas más gato de foso y pistola, no dudarán en aprovecharlo si les hace falta. De modo que si tienes confianza con tu mecánico y sabes de algo así, puede que hasta te haga algún favor cuando vuelvas a llevar el coche.

Elegir bien los neumáticos

La elección de los neumáticos es mucho más importante de lo que piensas, no solo por seguridad sino también por ahorro. Por ejemplo, si montas un neumático más ancho, aún dentro de los límites del fabricante, el consumo de combustible será mayor.

Si buscas bien, encontrarás neumáticos baratos con los que equipar tu coche. Hay marcas poco conocidas que tienen un rendimiento a la altura de los grandes fabricantes. De modo que si te dejas orientar por alguien que tenga conocimientos, puedes ahorrar dinero sin sacrificar prestaciones.

Si tienes en cuenta estas pautas, conseguirás gastar menos en el mantenimiento de tu coche. Sobre todo, no retrases estas tareas, ya que una avería acabará por hacerte gastar todo lo que puedes haberte ahorrado por no revisarlo cuando toca.