PRIMERA DIVISIÓN

Tregua antes del Clásico

Barcelona y Real Madrid rotarán en la Copa para tener frescos a sus mejores jugadores

Luis Suárez, Piqué y Messi, en un entrenamiento del Barcelona.
Luis Suárez, Piqué y Messi, en un entrenamiento del Barcelona.
Tregua antes del Clásico

El Barcelona se encuentra en un momento de incertidumbre deportiva, subrayada el pasado domingo al distanciarse dos puntos más del Real Madrid (ahora está a seis del líder), y afronta esta semana el partido contra el Hércules en la Copa como una tregua antes de atacar el sábado un Clásico al que llegará muy apurado.
El empate en Anoeta (1-1), donde no gana desde hace siete temporadas (cinco derrotas y dos empates), fue lo más destacable de una velada que ha dejado muchas heridas, empezando por el juego de los barcelonistas, casi irreconocible, hasta declaraciones sin pelos en la lengua, como las expresadas por uno de los jugadores de referencia, Piqué, quien sentenció: "Así será muy difícil ganar la Liga".
Esta frase, además de referirse a la "actitud" del Barça en el primer tiempo, pone al equipo de Luis Enrique Martínez en una difícil tesitura a pocos días del Clásico, máxime cuando un nuevo tropiezo, como podría ser una derrota, dejaría al Barcelona en una situación muy complicada, y a nueve puntos de la cabeza.
Mañana miércoles, el Barça se cobija en la Copa, torneo que junto a la Liga se ha llevado en las dos últimas temporadas, y se medirá ante un Hércules del cual no guarda ningún buen recuerdo de su último pulso en la Liga hace veinte años.
Para la Copa, Luis Enrique echará mano de los menos habituales para repartir fuerzas, y que jugadores como Messi, Neymar y Luis Suárez, entre otros, se tomen un descanso para afrontar el sábado un partido en el que parece que los azulgrana llegan en inferioridad de condiciones respecto del Madrid.
En el equipo blanco, el francés Raphael Varane, que se perdió el partido contra el Sporting por molestias en una rodilla, completó ayer la primera sesión de entrenamiento de la semana, en la que el conjunto de Zinedine Zidane comenzó a preparar el partido de la Copa del Rey contra la Leonesa y el clásico del sábado en el Camp Nou.
El alemán Toni Kroos y Álvaro Morata continúan evolucionando de sus lesiones y trabajaron en solitario y con balón en el césped, en tanto que Bale será operado hoy. n