FÚTBOL

La Liga griega, suspendida indefinidamente por la violencia

La policía griega ha emitido una orden de detención contra el presidente del PAOK 

El presidente del PAOK, Ivan Savvidis (centro), y sus guardaespaldas tras invadir el campo con una pistola.
El presidente del PAOK, Ivan Savvidis (centro), y sus guardaespaldas tras invadir el campo con una pistola.
La Liga griega, suspendida indefinidamente por la violencia

La Liga de fútbol griega ha sido suspendida por tiempo indefinido en respuesta al incidente acaecido durante el partido del pasado domingo entre el PAOK de Salónica y el AEK de Atenas, según anunció el titular de Deportes griego, Yorgos Vassiliadis, tras reunirse con el primer ministro Alexis Tsipras. Vassiliadis anunció que comenzarán a realizar consultas con todos los implicados y que la Liga no se reanudará hasta que lleguen a un acuerdo.
La decisión se tomó después de que en el encuentro entre el PAOK de Salónica y el AEK de Atenas, el presidente del equipo local, Ivan Savidis, invadiera el césped armado con una pistola. La irrupción en el terreno de juego del estadio Tumba ocurrió justo después de que el árbitro Kominis anulara por fuera de juego un gol del PAOK, en el tiempo añadido. Un tanto que le había dado el liderato. Tras varias deliberaciones, el árbitro dio finalmente la victoria al PAOK.
Sin embargo, el hecho de que Savidis –un magnate industrial ruso de origen griego– irrumpiera armado en el campo de juego ha desencadenado una ola de indignación no solo en el mundo del deporte. La policía griega ha emitido una orden de detención contra Savidis y otras cuatro personas, probablemente sus guardaespaldas, que invadieron el campo de juego junto a él.
"El Gobierno ha luchado durante los últimos tres años para el saneamiento del fútbol griego. Conseguimos muchas cosas, pero hay muchas más por hacer. No permitiremos que se vuelva a la situación anterior, incluso si eso supone un coste político para el Gobierno", afirmó Vassialiadis ayer.
Añadió que el Gobierno está en contacto permanente con la UEFA y que intentará evitar que los equipos griegos queden excluidos de las competiciones europeas. Cuando se le consultó sobre la visión de la UEFA acerca de la entrada de hombres armados en el césped, Vassialiadis dijo que están "sorprendidos, como nosotros".Hace dos años el Gobierno ya interrumpió durante varias semanas los campeonatos profesionales de fútbol griegos tras un enfrentamiento entre hinchas del Panathinaikos y el Olympiacos, que impidió que se disputase el clásico. n