SEGUNDA DIVISIÓN B

"Soy un inconsciente pero la inconsciencia nos trajo aquí"

Borja Jiménez se emocionó al ser coreado por sus aficionados

La grada del Pujales se llenó hasta la bandera, conla presencia de un centenar de aficionados visitantes.
La grada del Pujales se llenó hasta la bandera, conla presencia de un centenar de aficionados visitantes.
"Soy un inconsciente pero la inconsciencia nos trajo aquí"

No era un día para venirse abajo a pesar de no conseguir la clasificación para la promoción de ascenso. Borja Jiménez lo tenía claro y, al igual que hizo todo el curso, felicitó públicamente a los jugadores y reconoció que no era "consciente" de que había liderado al Rápido de Bouzas en la mejor temporada de su historia. "No soy consciente de nada. Esa inconsciencia nos trajo aquí y los jugadores se dejaron llevar por este inconsciente y ellos mismos se conviertieron en unos inconscientes. Terminamos en la última jornada con opciones de hacer algo precioso aunque no haya podido ser", comentó.
Fue la reflexión que precedió al momento más emotivo de su comparecencia cuando, al ser preguntado sobre su continuidad en el club boucense, Jiménez tragó saliva y fue interrumpido por varios aficionados, que comenzaron a corear su nombre y a animarle. El abulense, visiblemente emocionado y tras pedir que parasen porque le iban a "hacer llorar", respondió sin dejar claro cuál será su futuro: "No sé lo que nos deparará mañana. Pedí a la dirección deportiva que nos respetaran y ya veremos qué pasa".
Sobre el partido en sí, el entrenador del Rápido reconoció que se enfrentaron dos equipos "muy parejos" y que el partido iba a ser con "pocas ocasiones" y muy cerrado. "Sabíamos que había que jugar con los nervios y creo que manejamos muy bien el tema de lo que pasaba en Barreiro pero no estuvimos acertados. Se iba a decidir por algún detalle pero los dos equipos estuvimos muy ordenados y no cometimos ningún error", comentó Jiménez, que reconoció que haber ganado por 1-0 habría sido "todavía más cruel".
"No fue el final deseado a este cuento de hadas. No le podemos poner ningún pero al equipo. Conseguimos el objetivo en febrero y peleamos hasta el final por un sueño", concluyó.n