RETRANSMISIÓN EN DIRECTO DEL CELTA – ROMA

La prueba definitiva para el Celta

El conjunto celeste afronta en Balaídos su último test de pretemporada ante la poderosa Roma de Monchi (19:30)

La prueba definitiva para el Celta

El Celta afronta hoy en Balaídos la última prueba competitiva de la pretemporada. Le espera en Balaídos la Roma, un rival con nombre y nombres, para calibrar de forma definitiva si las semanas de trabajo habidas han sido suficientes para que el proyecto de Juan Carlos Unzué, sin llegar a estar al cien por cien, está al menos a un nivel suficient como para encarar el inicio liguero. Pues en cuestión de siete días espera la Real Sociedad.
Contaba Unzué el pasado viernes que es consciente de que no puede buscar la perfección de su idea estos días y que debe dar prioridad a aspectos que funcionen a corto plazo para que la Liga no amenace la estabilidad anímica del grupo. De ahí que hoy, como también ha anunciado, reduzca de manera significativa las pruebas y el reparto casi milimétrico de minutos que ha realizado hasta el momento en los amistosos deje paso a una apuesta en nombres muy similar a la que realizará el próximo sábado 19.
Por lo tanto, el choque ante la Roma servirá para ir desvelando los gustos del entrenador en cuanto a la elección del once. Mantendrá el por ahora inamovible sistema 4-3- 3 –aunque advierte siempre que tiene en la recámara el de tres centrales– y tirará por los teóricos titulares. Con Pablo 'Tucu' Hernández más corto de preparación que sus compañeros por su tardía incorporación, se espera entre ellos a hombres Sergio Álvarez, Hugo Mallo, Gustavo Cabral, Andreu Fontás, Jonny Castro, Nemanja Radoja, Daniel Wass, Iago Aspas, Pione Sisto o John Guidetti. Pero todo está abierto a las elecciones de Unzué, que también ha avisado de que la apuesta de hoy no tiene que corresponderse al cien por con la de la Real.
Sean quienes sean los elegidos, al equipo le vendría bien una victoria, sensación que no ha experimentado en esta pretemporada salvo en el minipartido de 45 minutos ante el Sponting en el triangular de Ferrol. Después, coleccionó hasta cuatro empates –el último con derrota final en la tanda de penaltis ante el Udinese– y un tropiezo ante el Brentford en el primer choque en Inglaterra. Obviamente, un marcador a favor no es imprescindible en esta clase de encuentro, pero traería una mayor tranquilidad.
En cuanto al juego, el Celta confía fomentar ante la Roma los destellos de capacidad combinativa que ya ha dejado entrever en anteriores partidos, pero aumentando el ritmo de circulación y la verticalidad –las ocasiones de gol están siendo escasas– cuando el rival está en fase defensiva. Y en la retaguardia, ajustar algo mejor la presión alta y seguir interiorizando el marcaje en zona que trae consigo el nuevo entrenador.
Todo, en un Balaídos que no alentará demasiado. No por falta de ánimo de los aficionados que acudan, esforzados ellos tras tener que realizar de nuevo colas ante las taquillas, pero sí por la inevitable frialdad que otorga tener todo un lateral, el formado por Río Alto y Río Bajo, cerrado a causa de las obras. El celtismo está deseoso de recuperar la vibrante relación mantenida con el equipo la pasada temporada. Y de analizar lo que puede dar de sí su Celta de cara a una campaña que se inicia con incógnitas.n