CELTA

Brais, el único bastión del filial

El actual es el curso con menos jugadores del B con minutos en el primer equipo desde hace más de una década

Brais Méndez es, por el momento, el único jugador con ficha del filial que ha tenido minutos.
Brais Méndez es, por el momento, el único jugador con ficha del filial que ha tenido minutos.
Brais, el único bastión del filial

Brais Méndez es la sensación de la cantera esta temporada. Con todo merecimiento, por su actitud a la hora de compaginar primer y segundo equipo con naturalidad y por su rendimiento cuando le ha tocado subir, especialmente en los últimos cinco encuentros en que ha ejercido de titular ganándose un puesto en el once de Juan Carlos Unzué. El mosense, con ficha del filial, acumula 856 minutos entre Liga y Copa. Un dato que habla de la apuesta del técnico navarro por él. Pero teniendo en cuenta que, pese a disponer de un plantel profesional especialmente corto este curso –19 jugadores actualmente, 20 antes del mercado de enero–, Brais es el único futbolista del B que ha dispuesto de minutos arriba.
Quedan todavía cuatro jornadas para cerrar la temporada, pero si  no surge ningún integrante del filial más vistiendo la camiseta del primer equipo, el actual será el curso con menos canteranos participando desde el 2005/2006, cuando con Fernando Vázquez en el banquillo se alcanzó plaza europea justo tras ascender. De aquella, únicamente el meta Marcos Bermúdez fue citado en una ocasión y no jugó.
Cierto es que en número de jugadores convocados la situación varía. Unzué ha recurrido ya a siete futbolistas del segundo equipo. Además de Brais, han entrado en alguna lista Dani Sotres, Fran Vieites –del juvenil–, Diego Alende, Diego Pampín, Dennis Eckert y, el pasado sábado, Víctor Pastrana. Pero ninguno de esos seis futbolistas ha disfrutado de minutos.
Echando la vista atrás, en esta última década de apuesta por la cantera, los cursos con mayor participación en número de jugadores del filial fueron el convulso 2007/2008 –el primero en Segunda tras el último descenso– y el 2010/2011 –el primero de Paco Herrera, cuando se alcanzó la fase de ascenso– con ocho jugadores.n