ARTÍCULO PROMOCIONAL

Protección y promoción del patrimonio de Vigo

A estas alturas no cabe la menor duda de la importancia que ha cobrado el patrimonio y el potencial cultural y turístico que alberga un patrimonio protegido y bien promocionado.

Lansbricae, CC 2.0
Lansbricae, CC 2.0
Protección y promoción del patrimonio de Vigo

Como hemos mencionado en Atlántico recientemente, Vigo goza de un amplio legado patrimonial. En algunas ocasiones, este legado es objeto de medidas complejas, como el traslado de la salina romana de Rosalía de Castro a Castrelos. Sin embargo, no cabe duda de que el cuidado y la promoción de este patrimonio puede ser una pieza clave para el fomento del turismo y para aumentar el valor cultural del ayuntamiento.

La nueva Ley de Patrimonio Cultural de Galicia es un buen ejemplo de que el tema está de rigurosa actualidad en nuestra comunidad autónoma. El pasado martes 23 de enero tuvo lugar una jornada sobre tramitación administrativa, centrada en los expedientes de bienes patrimoniales. Su principal objetivo fue explicar aquellos aspectos de la nueva ley relativos a la aplicación y a las posibilidades que la nueva normativa pone sobre la mesa. Román Rodríguez, consejero de Cultura, Educación y Ordenancia Universitaria, junto con Alfredo García, presidente de la Federación Gallega de Municipios y Provincias (o FEGAMP, según sus siglas), se encargaron de dar comienzo a la jornada.

Una de las cuestiones más importantes que han quedado claras después de este evento informativo es que el 30 % de las solicitudes de intervención no tendrán que pasar por Patrimonio y podrán ser tramitadas directamente por los ayuntamientos.

En lo que respecta al patrimonio de Vigo, las salinas, junto con la villa romana de Toralla, conforman los principales yacimientos romanos de la zona. Esta villa, que es la única romana en Galicia que ha sido excavada íntegramente y puede ser visitada, todavía alberga divisiones entre estancias de la casa y un complejo sistema termal, que evidencia una elevada posición social por parte de sus antiguos habitantes. Los romanos de noble casta, así como los emperadores o los altos cargos militares, gozaban de grandes moradas con todo tipo de lujos. En ellas llevaban a cabo encuentros sociales con otros adinerados ciudadanos, ofreciendo generosas comidas y todo tipo de entretenimientos. Emperadores de la talla de Nerón, Claudio o Calígula eran asiduos, por ejemplo, a los juegos de dados y a los baños termales. En la provincia de Pontevedra pueden encontrarse claros ejemplos de iniciativas destinadas a reforzar el patrimonio cultural: las Cíes, pertenecientes al municipio de Vigo, continúan persiguiendo el reconocimiento de “Patrimonio de la Humanidad”, uno de los principales alicientes de la Diputación, que estaré presente a través de su presidenta, Carmela Silva, en Fitur; Arousa fomentará el patrimonio a través de una bolsa de investigación sobre Ernesto Goday, proyecto que se está planteando desde la Universidad de Vigo y el ayuntamiento de O Grove; o Mos, que ha puesto en marcha labores para recuperar y poner en valor sus lavaderos y fuentes de carácter público.  De la misma forma, otros lugares de nuestra comunidad siguen está tendencia cultural. Uno de esos casos curiosos lo encontramos en la Ribeira Sacra, donde se están documentando fachadas de casas con decoración basada en el “esgrafiado”, y ya se han encontrado unos 500 ejemplos.  Como indica el Plan de Turismo más reciente, es fundamental poner en valor los recursos naturales y paisajísticos, así como el patrimonio cultural, para aumentar el atractivo de la zona y proporcionar ofertas más ricas y diferentes.  El turismo sostenible y de calidad que gira en torno al patrimonio está cobrando una importancia incuestionable a nivel nacional, y la nuestra es una de las comunidades más ricas al respecto. De ahí, precisamente, la importancia de su protección y su patrocinio.