La UVigo lleva a los móviles su app para detectar la demencia

Demostración del uso del asistente conversacional ‘Celia’ en una tablet.
photo_camera Demostración del uso del asistente conversacional ‘Celia’ en una tablet.
El asistente conversacional con empatía ‘Celia’ desarrollado por la atlanTTic estará disponible a través de WhatsApp

El asistente de conversación Celia, diseñado por el Centro de Investigación en Tecnologías de Telecomunicación de la Universidad de Vigo, atlanTTic, ya está disponible en WhatsApp para combatir la soledad no deseada entre las personas de edad avanzada y para detectar de forma precoz enfermedades cognitivas neurodexenerativas.

El proyecto liderado por el profesor y director del Grupo de Tecnologías de la Información (GTI) Francisco Javier González Castaño se inició hace cinco años con el objetivo de desarrollar una metodología de acompañamiento terapéutico inteligente para personas mayores o con demencia en estados iniciales. Ahora, tras finalizar el período de pruebas con un grupo de usuarios y gracias al apoyo del Programa Ignicia de la Agencia Gallega de Innovación de la Xunta de Galicia y la Fundación Barrié, el asistente de conversación Celia ya está la disposición de la población y permitirá dar respuesta a dos de los retos más complejos que afronta la sociedad actual. Como explica el director de Celia, Pablo Campos, emplear la inteligencia artificial permite “mejorar la calidad de vida de las personas de edades avanzadas” tanto en el campo emocional como en el sanitario.

Así, por una parte, se ponen el foco en la lucha contra la soledad no deseada en una sociedad como la española, marcada por el envejecimiento de la población, en la que viven 9,7 millones de personas mayores de 65 años, según datos del INE, una cifra que se espera que en las próximas décadas ascienda hasta los 15 millones. Más de 2 millones de este total viven actualmente solas, y esta cifra crecerá hasta los 7 millones en 20 años. Por otra parte, el proyecto también tiene en cuenta que en la actualidad no existen mecanismos efectivos de detección temprana de enfermedades cognitivas como el alzheimer o la demencia, pero sí existen evidencias de que el tratamiento en etapas iniciales puede ayudar la retrasar su progresión y a mejorar la calidad de vida de estos pacientes.

Te puede interesar