La unidad de Reproducción Asistida se mudará al Meixoeiro

Entrada principal al hospital Meixoeiro.
photo_camera Entrada principal al hospital Meixoeiro.
El incremento de la demanda de personas que solicitan estos tratamientos y el hecho de que sea el único servicio hospitalario que quedó sin integrar motivó esta decisión

La Unidad de Reproducción Asistida del Sergas en Vigo se queda pequeña ante una demanda cada vez mayor de personas que solicitan estos tratamientos para tener hijos. La Consellería de Sanidade reconoce esta situación y baraja su traslado con varias posibilidades sobre la mesa. La primera opción es situarla en el Hospital Meixoeiro, aunque los profesionales aspiran a que se tenga en cuenta la posibilidad de ubicarla en el Cunqueiro, donde está el servicio de Ginecología. 

La unidad se creó en 2010 en el anexo del viejo Hospital Xeral de la calle Pizarro y todavía se mantiene allí, a pesar de ser una unidad que se considera “hospitalaria” y en la que además de Ginecología intervienen los servicios de Anestesia y Análisis Clínicos. La apertura del Hospital Álvaro Cunqueiro en 2015 provocó la reorganización de la sanidad pública, con el cierre del centro de especialidades de Coia y el traslado de las consultas de Ginecología, pero la Fecundación in Vitro se quedó en la calle Pizarro, aunque sí se aumentó su capacidad al ocupar dos plantas.

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, visitó la unidad para hablar de este asunto con los jefes de Ginecología, Carlos López Ramón y Cajal, y el jefe de Análisis Clínicos, Arturo Fernández, junto con el gerente del área viguesa, Javier Puente, y la delegada de la Xunta en Vigo, Ana Ortiz.

Ramón y Cajal con Javier Puente, Julio García Comesaña y Ana Ortiz, ayer en el edificio sanitario de Pizarro.
Ramón y Cajal con Javier Puente, Julio García Comesaña y Ana Ortiz, ayer en el edificio sanitario de Pizarro.

La Consellería de Sanidade recordó que en todos los hospitales gallegos se realizan estudios básicos de esterilidad e inducción de la ovulación y en las siete áreas sanitarias se llevan a cabo inseminaciones artificiales con semen. A mayores, en las tres unidades especializadas (Vigo, Coruña y Santiago) se realizan, entre otras operaciones, fecundaciones in vitro, y en la de Vigo, que también atiende a la población de Ourense, rondan los 300 ciclos cada año.

2,2 millones en equipos para mejorar la seguridad

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, anunció este lunes en Vigo una inversión de 2,2 millones de euros en las unidades de reproducción asistida de Galicia que, según dijo, permitirá aumentar la capacidad para cumplir el mandato de la Ley de Impulso Demográfico, aprobada la presente legislatura con la idea de dar respuesta a las necesidades asistenciales de las personas que desean tener descendencia.

Las unidades de reproducción asistida de Vigo, Coruña y Santiago incorporarán por primera vez incubadoras time-lapse, que cuentan con una cámara para evitar extraer los embriones para ser analizados, con el consiguiente estrés que sufren, por lo que el proceso aumenta sus probabilidades de éxito.

Además, todas las unidades de reproducción asistida pasarán a disponer de una plataforma informática común con software V-repro y se implantará un sistema electrónico de bioseguridad y trazabilidad que evita el riesgo de errores humanos en el manejo de material biológico. En total, la Xunta adquirirá tres incubadoras de este tipo, tres incubadoras trigás (con concentraciones de oxígeno similares a las del útero de las mujeres), tres tanques de congelación, un microscopio invertido, seis ecógrafos, una lupa con la capacidad de vitrificar embriones y un sistema de micromanipulación tipo Narisiqui (microscopio para la observación y para microinyectar en embriones u ovocitos).

Te puede interesar