Movilidad

Portugal prevé que la conexión del AVE entre Vigo y Oporto sea de 50 minutos

Pasajeros del tren Vigo-Oporto en la estación de Guixar.
photo_camera Pasajeros del tren Vigo-Oporto en la estación de Guixar.

El Gobierno luso prevé el tren rápido desde Urzaiz a la ciudad lusa en 50 minutos y España acepta trabajar en las dos líneas “igual de prioritarias”

El Gobierno luso anunció un plan de alta velocidad entre Lisboa y Madrid para que dentro de diez años esta conexión ferroviaria sea de tres horas, con el objetivo de dar una alternativa a los vuelos diarios entre ambas capitales. Este plan de alta velocidad aprobado por Portugal, que incluye conexiones con Badajoz y Plasencia, busca unir, además, Vigo con Oporto en 50 minutos (con una parada en el aeropuerto Sá Carneiro, que quedará a 40 minutos en tren) y esta última con Lisboa en 1.15 horas. Con estas alternativas, se podrían reducir los 40 vuelos diarios entre Lisboa y Madrid y una veintena entre Oporto y Lisboa. Sobre Vigo-Oporto, el Ejecutivo portugués no fijó plazos, si bien existe una estimación del Ministerio de Infraestructuras luso que fija el horizonte de esta línea en 2032, en ese caso, antes que Madrid-Lisboa. El Gobierno español se mostró de acuerdo en desarrollar ambos AVE, a Vigo y Madrid, y ponerlos al mismo nivel de prioridad, según indicaron el día anterior los ministros de Exteriores de ambos países.

Las autoridades lusan señalaron que la decisión de acelerar la construcción de la alta velocidad radica en la necesidad de la descarbonización del transporte a través de modos de transporte más eficientes y para abordar el desarrollo económico y la cohesión territorial y social.

El Consejo de Ministros portugués incluyó este proyecto en el marco de la construcción de un nuevo aeropuerto en la región de Lisboa, que estará en Alcoche, a unos 40 kilómetros de la capital, y de un puente sobre el río Tajo, que será el que garantice la unión con Madrid. Los planes ferroviarios se han vuelto urgentes ante la necesidad de garantizar la accesibilidad del nuevo aeropuerto.

"Los calendarios de las inversiones serán compatibles con España, para garantizar una ejecución coordinada y oportuna del proyecto, optimizando plenamente la disponibilidad de financiación europea", reza un comunicado del Gobierno luso.

Mientras, el ministro de Infraestructura y Vivienda, Miguel Pinto Luz, dijo al diario “Público” que había hablado con su homólogo español, Óscar Puente (que hoy está en Galicia), quien le ha asegurado "su compromiso con este alineamiento estratégico". Algunos tramos de estas conexiones ferroviarias ya están en construcción, como el que une Évora con Elvas, en la frontera con España. Sin embargo, falta por construir el que une Évora con Lisboa.

Por su parte, Abel Caballero celebró que el Gobierno de Portugal dé "máxima prioridad" a la conexión por AVE entre Vigo y Oporto: "Es lo que defendíamos". Así lo señaló en un audio difundido a los medios de comunicación, donde "saluda con entusiasmo" que tanto el Gobierno español como el portugués den la misma prioridad a la alta velocidad entre Vigo y Oporto, como al trayecto entre ambas capitales, poniendo el foco en la importancia para Galicia y para la ciudad  de este viaje. En las elecciones autonómicas, había alertado sobre el peligro de la conexión AVE Lisboa-Madrid defendida por la presidenta de dicha comunidad y afeó a Rueda que no la corrigiera.

El Gobierno ve "una anomalía" que no haya Madrid-Lisboa

Los ministros de Exteriores de España y Portugal reconocieron como prioritario el que se produzca la interconexión ferroviaria entre los dos países. Albares, en una cita este martes, defendió que hay que "solventar la anomalía" que supone que Madrid y Lisboa sean las dos únicas capitales europeas que no están enlazadas por la alta velocidad, pero también ha dejado claro que es igualmente prioritaria la línea que enlace Vigo con Oporto. "Cuanto antes se pueda solventar mejor para todos", dijo. "Es fundamental", añadió el ministro portugués, que no quiso adelantar la fecha en la que se prevé que se produzca dicha interconexión, al tiempo que reconocía que para Portugal también es importante unir Lisboa y Oporto, sus dos principales ciudades, algo que aún no se ha producido. "Vamos a trabajar en ambas a la vez para recuperar el tiempo perdido", prometió el portugués Rangel.

Te puede interesar