Atlántico

DÍA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Mil mujeres pidieron consejo en la Rede de Mulleres

Laura Cebada, María Jesús Abeledo y Lola Santana, en la sede de A Rede.
Laura Cebada, María Jesús Abeledo y Lola Santana, en la sede de A Rede.
Mil mujeres pidieron consejo en la Rede de Mulleres

nnnUna psicóloga (María Jesús Abeledo), una abogada (Lola Santana), una administrativa (Laura Cebada), una trabajadora social (Raquel Doval) y Rosa Fontaíña, como coordinadora conforman el equipo multidisciplinar de A Rede de Mulleres Veciñais contra Os Malos Tratos. Es una asociación sin ánimo de lucro que trabaja desde 1998 por los derechos de las víctimas y para prevenir la violencia de género.
En lo que va de año han pasado por su oficina, en rúa Oliva,12, cerca de mil mujeres (945) en busca de una solución, 220 fueron nuevos casos. La dependencia económica y el bienestar de los hijos son los asuntos que más les preocupan. “Se enfrentan a procesos legales muy largos y algunas lo dejan por el camino por miedo, porque sufren violencia psicológica o cuentan con el respaldo de sus familiares”, apunta Santana, quien considera que las medidas son insuficientes en muchos casos.
Desde el punto de vista psicológico, Abeledo señala que para iniciar los trámites “tienen que tener una energía que les falta a la mayoría, a veces arrastran secuelas físicas; no están fuertes y cuando llegan a los tribunales ponen en duda su denuncia; nadie tiene en cuenta los daños cognitivos de una víctima de violencia machista”.
Desde A Rede de Mulleres advierten que las cifras  de fallecidas por maltrato son muy superiores a las oficiales: “Hay mujeres que mueren por efectos de las palizas o que se quinta la vida, esas no se contabilizan”. Desde la asociación piden medidas preventivas y más medios. “Hay que desmitificar el amor romántico, las personas no cambian por amor y los celos no se pueden justificar”, indica Abeledo, quien recuerda que no existe un perfil de víctima, pero tampoco de maltratador: “Lo único en común es que ellas son vulnerables y ellos están educados en el machismo”.n