Cuatro jefes de servicio y 184 sanitarios más de Vigo cuelgan la bata

Los jubilados posaron en una foto de familia junto al árbol de Navidad del vestíbulo del Cunqueiro.
photo_camera Los jubilados posaron en una foto de familia junto al árbol de Navidad del vestíbulo del Cunqueiro.
En este homenaje, en el que no faltó la alfombra roja, les entregaron una serigrafía de una obra donada por el artista vigués y jefe del servicio de Radiología, Xan Vieito, así como la tarjeta dorada

Continúa la larga lista de jubilaciones en el área sanitaria de Vigo, este año con otros 188 profesionales que cuelgan la bata. Este año además se despidieron jefes de servicio que eran una “institución” en la sanidad pública viguesa y que llevaron las riendas en su respectiva área durante los últimos años, como la jefa de la Unidad de Cuidados Intensivos, Lola Vila; el jefe de Radiología, Xan Vieito; el jefe de Anestesia y Reanimación, Gerardo Baños; el jefe de Neurocirugía, Cesáreo Conde Alonso; el jefe de sección de Radiología Intervencionista, Moisés Casal; el subdirector médico del área sanitaria, Ubaldo Álvarez; o incluso caras muy conocidas de los centros de salud como el médico de familia Manuel Domínguez Sardiña, que había sido también uno de los cabecillas de las protestas en Atención Primaria.

El área sanitaria de Vigo celebró ayer un sentido homenaje al personal de los centros de atención primaria y hospitalaria jubilados durante este año, en un acto que tuvo lugar en el salón de actos del Álvaro Cunqueiro y que presidió el gerente, Javier Puente Prieto. En total, este año se jubilaron 188 trabajadores de todas las categorías profesionales: 52 facultativos; 99 sanitarios no facultativos; y otros 37 eran personal no sanitario.

En este homenaje, en el que no faltó la alfombra roja por la que desfilaron los trabajadores así como sus amigos y familiares, les entregaron varios regalos institucionales: una serigrafía de una obra donada por el artista vigués y jefe del servicio de Radiología, Xan Vieito, así como el documento identificativo denominado la Tarjeta Dorada, en muestra de agradecimiento por todo su tiempo de dedicación al servicio público de salud. La obra de Vieito, titulada “Mujer”, se hizo con una técnica mixta sobre lienzo y partía de una concha de ostra cedida por el mar.

Otro de los “regalos” fue el vídeo que elabora cada año el área viguesa para despedir a estos profesionales con escenas cargadas de buen humor y de cariño, y que este año se inspiraba en el programa Pasapalabra al que se pasó a denominar “Pasapacasa”.

Te puede interesar