Atlántico

TONIO COMESAÑA CLARINETISTA VIGUÉS, PARTICIPANTE EN PEREGRINOS MUSICAIS

“El futuro en Galicia para un clarinetista es muy complicado, no tengo claro lo de volver”

Tonio Comesaña se estrenó ayer como solista con la Real Filharmonía.
Tonio Comesaña se estrenó ayer como solista con la Real Filharmonía.
“El futuro en Galicia para un clarinetista es muy complicado, no tengo claro lo de volver”

Tonio Comesaña nació hace 22 años en O Freixo, en Valadares. Ayer fue el solista invitado en el concierto con el que la Real Filharmonía de Galicia despidió una nueva edición de Peregrinos Musicais, con la participación de estudiantes de música de distintas nacionalidades. Fue el único representante vigués en un encuentro que ya le es familiar como desveló a Atlántico.

¿Cómo entra en la selección de Peregrinos Musicais?
Pasé las pruebas de selección que se celebraron en abril. Es la segunda edición en la que participo. La primera fue en 2015 en el formato de pequeños conciertos de cámara. En esta ocasión soy el solista invitado en el concierto con la orquesta. Prácticamente me acabo de incorporar porque hasta el 28 de junio participé en el encuentro de la Joven Orquesta Nacional de España

¿Qué supone para un estudiante de música participar en este programa internacional?
Es un honor poder tocar con una de las orquestas profesionales de Galicia. Es una acontecimiento muy importante. Llevo estudiando música tres años en Amsterdam y esta es la primera vez que voy a tocar como solista con una orquesta. Estoy emocionado y mi familia impactada.

Toca el clarinete, ¿qué le llevó a escoger este instrumento?
En las parroquias es bastante común por las bandas de música. Comencé a tocar la gaita y al entrar en el Conservatorio, mi madre me apuntó también en la Escuela de Música de Valadares, que está ligada a la banda de música y ahí empecé con el clarinete. Empecé un poco de casualidad y ahora estoy totalmente centrado en él.

¿Existe tradición musical en su familia?
No, soy el raro de la familia, aunque mi hermana toca la pandereta en grupos de la parroquia, nadie se dedicó profesionalmente a la música.
¿Cómo ve el futuro de un clarinetista en Galicia?
El futuro está muy complicado. Me queda un año de estudio en la Universidad de Artes deAmsterdam, no sé lo que haré después. Lo habitual es que al finalizar el grado superior se continúe con la formación cursando un máster. Es probable que pare durante un año, pero no tengo claro lo de volver a casa.n