Fiebre por los billetes para venir a Vigo desde Madrid por Navidad

Un AVE en la estación de Ourense. Para que lleguen a Vigo habrá que esperar medio año.
photo_camera Un AVE en la estación de Ourense. Para que lleguen a Vigo habrá que esperar medio año.
Varios trenes se llenaron en cuestión de horas y las plazas libres se venden a precios altos

Hacerse con un billete desde Madrid para Navidades es complicado. Renfe sacó a la venta las plazas para viajar a partir del 7 de noviembre este lunes. Sin embargo, tal y como se podía comprobar en la página web de la compañía ayer por la tarde, buena parte de los convoyes procedentes de la capital ya colgaron el cartel de completo. De los que ofrecen plazas, la mayoría lo hacen por más de cien euros. Por ejemplo, el viernes 22 de diciembre ya se llenaron dos trenes, mientras que el resto venden sus billetes a 109 euros -hasta 136- en las horas centrales del día. Esto vale tanto para los  AVE que llegan de momento solo hasta Ourense como para el resto de largas distancia que prolongan su trayecto hasta la estación de Vigo-Urzaiz en trenes Alvia.

Los precios de los servicios de larga distancia se establecen a través de una serie de cálculos que tienen en cuenta la oferta y la demanda, ya que son frecuencias operadas por Renfe en competencia con otras compañías. Este sistema es similar al de las aerolíneas. En teoría, esto abarata los billetes si se compran con antelación. Apenas un par de días antes, el miércoles 20, los billetes se pueden adquirir por menos de veinte euros. No obstante, la elevada demanda de billetes propulsa el precio de los asientos durante el fin de semana.

Colas virtuales

Al intentar efectuar la compra del billete, la web de Renfe los ha reenviado a una pantalla que detalla el tiempo aproximado de espera y el número de personas que preceden al usuario en su turno de compra. En algunos casos, esta cola virtual ha llegado a incluir varios centenares de viajeros, causando malestar entre los clientes.

Cuestionados por este asunto, fuentes de Renfe explican que “la web y la aplicación están recibiendo estos días numerosas visitas para adquirir billetes”. Por ello, aclaran, “en ocasiones el acceso a la compra se puede demorar unos minutos”, por lo que la cola virtual sirve “para gestionar mejor las visitas y compras”.

Al margen de esta situación, este puente del Pilar también llenó los trenes. Más llamativo es el caso de la vuelta: para ayer domingo no había ni una sola plaza libre. En todo caso, los asientos disponibles a lo largo de este puente mostraban precios más asumibles, alguno con un coste inferior a 70 euros.

Te puede interesar