Domingo de Entroido en el Casco Vello de Vigo

Un grupo de Merdeiros, el personaje típico del Entroido vigués, ayer por el Casco Vello.
photo_camera Un grupo de Merdeiros, el personaje típico del Entroido vigués, ayer por el Casco Vello.

Os Merdeiros reinaron en el Casco Vello en una jornada donde el único desfile de comparsas se celebró en Salceda

El ecuador del Entroido fue una jornada de confraternización y fiesta “moderada”. Más de 40 integrantes de Os Tarteiras se dieron cita en la sede vecinal del Casco Vello para conmemorar el 45 aniversario de la comparsa decana de Vigo con caldo y cocido.

La agrupación, que en este año escogió a Pitufina para los disfraces, ya le tomó pulso al Entroido, con dos días cantando sus coplas satíricas por los bares y locales del barrio histórico. Con mucho sentido del humor y sin pelos en la lengua, participan en una convocatoria intergeneracional que mantiene el espíritu tradicional de fiesta y el despiporre previo a la Cuaresma.

 

 

Os Merdeiros también vivieron su día, patrullando las rúas, armados de berzas, varas y ajos. En pequeños grupos recorrieron el Casco Vello, incordiando a todos los que no iban disfrazados, que ayer eran bastantes.

Las actividades previstas para los más pequeños quedaron aplazadas a hoy en el auditorio municipal, donde también se servirá una chocolatada.

Pero el espíritu carnavalesco se vivió en distintos ámbitos de la ciudad. Así, la academia da arte de Ana Soler, Crearte, retó a sus alumnos a disfrazarse inspirándose en cuadros. El resultado fue tan bueno que Soler entregó tres premios: dos obras suyas y un mes de clases gratis.

En cuanto a los desfiles de comparsas, el mal tiempo volvió a condicionar su celebración y solo el Concello de Salceda se atrevió a mantener la convocatoria. Las agrupaciones salieron por el centro de la villa.

Te puede interesar