Los conserjes en colegios de Vigo también serán jardineros

Los conserjes se encargan de abrir y cerrar el centro cada día.
photo_camera Los conserjes se encargan de abrir y cerrar el centro cada día.

El nuevo servicio de mantenimiento, conservación y vigilancia en centros educativos no termina de convencer a los directores

Mientras el Concello ultima la licitación del nuevo servicio de mantenimiento, conservación y vigilancia en los 49 colegios públicos de Vigo, que nace para poner fin al problema de contratación de conserjes en los centros educativos de la ciudad, a los directores de dichos colegios no termina de convencerles esta idea que acabaría con la figura del portero vigilante (conserje) integrado en la comunidad escolar.

La prestación de este servicio, a cuyos pliegos ha tenido acceso este periódico, otorga a los nuevos conserjes labores de mantenimiento preventivo y correctivo tanto de albañilería (pintado de vallados o columnas, reparación de persianas, revisión de elementos arquitectónicos como el falso techo) como de fontanería (reparación de grifos que gotean o cisternas, revisión de arquetas, toma de temperatura del agua caliente) o de carpintería (sustitución de cerraduras, pintado de paredes, conservación de los materiales y estructuras). Además, como novedad –por lo general los centros solían acudir a empresas externas– los conserjes deberán realizar también tareas de jardinería tales como cortar el césped, desbrozar, regar el jardín, retirar malas hierbas, limpiar los filtros de aspersores, vigilar cubiertas y canalones para detectar vegetación o piezas desprendidas o controlar la aparición de especies vegetales que puedan suponer un riesgo para la salud.

El contrato redactado por el servicio municipal de Educación también detalla que el personal que ocupe esta nueva figura de conserje también deberá preparar diariamente los colegios para su funcionamiento correcto poniendo en marcha los sistemas de calefacción, desactivando las alarmas, ocuparse del alumbrado y abrir y cerrar las puertas, siendo el responsable de todas las llaves del centro y las copias que se hagan de las mismas.

El presidente de la Asociación de Directores de Colegios Públicos de Vigo, Juan Carlos Abalde, asegura a este periódico que no le convence la propuesta municipal: “Es un cambio de modelo que creemos que empeorará la gestión de los centros. No es lo mismo tener a una persona que forma parte de la educativa y que se implica en el funcionamiento del día a día que una subcontrata, un servicio que se oferta a las direcciones y que nos recarga de funciones”.

Además, este docente vigués muestra su preocupación por si este servicio afectará al programa de autogestión de los centros, a través del cual el Concello dota a los centros de fondos para llevar a cabo pequeñas reparaciones. Hoy, los directores de centros públicos de la ciudad tendrán una asamblea  para debatir sobre el nuevo servicio de mantenimiento.

Te puede interesar