El Concello ingresará este año un millón de euros más del IBI

Una vecina de Vigo realizando una gestión del IBI en la lonja del Concello.
photo_camera Una vecina de Vigo realizando una gestión del IBI en la lonja del Concello.
El aumento de la recaudación del impuesto pese a estar congelado hasta este año se debe a que el registro sumó 3.309 inscripciones, un incremento del 1,5%

Las arcas municipales verán incrementados este año los ingresos del Impuesto de Bienes e Inmuebles. En concreto, el Ayuntamiento recaudará 71.344.632,03 euros en el presente ejercicio de los 218.815 terrenos e inmuebles inscritos, 3.309 más que el año pasado, un incremento del 1,5% que elevará los ingresos en cerca de un millón de euros pese a estar congelado, aunque en 2024 subirá un 4%.

El grueso de la recaudación, 68,64 millones, se corresponde con los bienes de naturaleza urbana, que suman un total de 210.086 inscripciones, un 1,68% más que el año pasado. Por otro lado, los bienes de características especiales, como en el ámbito portuario, aeroporturario, el embalse de Zamáns y los tramos de autovías, sumaron cinco inscripciones nuevas hasta alcanzar las 769 unidades que aportarán 2.691.942 millones de euros a las arcas municipales.

Finalmente, los bienes calificados de naturaleza rústica, es decir, aquellos considerados como no urbanos o urbanizables se vieron reducidos en 295 inscripciones, casi un 30% menos. La explicación se encuentra en el Instrumento de Ordenación Provisional, el cual ha posibilitado la exclusión de terrenos rústicos del registro de propiedades y ha reconocido como urbanos aquellos que los dueños solicitaban que fueran clasificados de esa manera. Así, la recaudación apenas supuso 11.915 euros, unos 4.000 menos que el año pasado.

Por otro lado, figuran con tipo diferenciado para cada uso conforme a lo dispuesto en la ordenanza fiscal vigente 873 establecimientos de uso comercial y otros 679 de uso industrial con valor catastral superior de 125.000 euros, también 461 espacios de almacenamiento con valor superior a 100.000 euros, 305 inmuebles de oficinas con valor de más de 125.000 euros, 101 establecimientos de hostelería y ocio de valor catastral superior a 125.000 euros, 30 inscripciones de uso deportivo de más de 450.000 euros y un establecimiento para espectáculos que supera los 175.000.

Este año también se incrementaron las exenciones al IBI, que sumó casi 4 millones en bonificaciones. La Iglesia, una de las organizaciones que no está obligada a pagar este impuesto se ahorró 740.003,39 euros con la exención, mientras que la Universidad no tuvo que pagar 627.347,28 euros del IBI. Las bonificaciones a colegios concertados fueron de 393.740 euros, a las autopistas de 349.734 euros, a fundaciones y asociaciones de 295.933 euros y a familias numerosas, entre otras exenciones, se les bonificaron 93.925 euros en este impuesto.

El Impuesto de Actividades Económicas, a la baja

A diferencia de lo que sucede con el IBI, que incrementó sus ingresos este año, el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) aportará menos dinero a las arcas municipales a pesar de registrar el mayor incremento en el número de inscritos de los últimos años.

En concreto, este impuesto recaudará 11.374.169,06 euros a través de la cuota municipal, un 4,57% menos que se traduce en unos ingresos de casi medio millón menos. A la cuota municipal se suma el recargo provincial que también sufrirá una pequeña caída del 0,15% sumando 1.298.162,05 euros. En total, el IAE recaudará este año en Vigo casi 12,7 millones.

Este impuesto cuenta en 2023 con 4.212 inscritos, 278 más que el año anterior, lo que supone un aumento de más del 7%, cuando en los tres años anteriores la variación nunca superó el 1%. El número de empresas que tributan en el IAE en cada ejercicio se determina sobre los datos de facturación de dos ejercicios previos, con lo que las empresas que tributarán este año se determinaron en función de su cifra de negocio de 2021.

El informe municipal sobre este impuesto señala que la minoración del importe total del padrón respecto al ejercicio previo se explica a consecuencia de la caída de la deuda tributaria de alguno de los principales sujetos pasivos del impuesto de actividades del grupo 3, que se corresponde con la industria, por la modificación de elementos tributarios determinantes para la cuota, como las reducciones de la potencia instalada o la superficie ocupada, así como por la baja de algunos de ellos.

Por el contrario, el informe destaca las cifras positivas de las actividades del grupo 6, aquellas relacionas con los servicios de hospedaje como hoteles como consecuencia de la recuperación del sector turístico en la ciudad tras el parón de 2020 provocado por la llegada de la pandemia del covid. El próximo año el IAE, al igual que el IBI, también subirá un 4% tras estar congelado los últimos años.

Te puede interesar