El atraco a un banco de Gran Vía se salda con uno de los mayores botines recientes

La sucursal bancaria de Gran Vía en la que se produjo el atraco. // Vicente Alonso
photo_camera La sucursal bancaria de Gran Vía en la que se produjo el atraco. // Vicente Alonso
Tres individuos, con la cara tapada y pistolas, que huyeron con 300.000 euros el jueves, accedieron a una sucursal del mismo banco asaltada hace exactamente dos años

La maquinaria policial  se ha vuelto a poner en marcha tras el último atraco ocurrido a las 18:30 de la tarde del jueves en una sucursal de Caixabank del número 78 de Gran Vía.  A pesar de la detención de ocho presuntos asaltantes en lo que va de año en Vigo y su área, entre ellos tres históricos (Edelmiro, Laureano y ‘Migallas’)  por un total de ocho robos a mano armada en oficinas bancarias, los atracos no cesan.

La Policía busca ahora a los tres individuos, españoles, que entraron en la oficina de Gran Vía,  con la cara tapada. Según fuentes policiales, amenazaron con dos armas de fuego a las tres empleadas del banco, a las que retuvieron y huyeron en minutos con 300.000 euros, el  “botín del siglo”, al ser el más alto que se recuerda en un acto similar.

Los asaltantes escaparon a la carrera, en plena tarde y en pleno centro, entre el bullicio de compras y afluencia de personas, antes de que la Policía Nacional, en colaboración con la Local llegaran a una sucursal en una avenida que despista por el número de oficinas allí instaladas.

A primera hora de ayer, agentes de la Policía Científica y del grupo de atracos de la Comisaría regresaban al lugar de los hechos para recoger huellas, muestras y revisar las cámaras de seguridad del banco.  Además, se le tomó declaración a las tres empleadas, que no sufrieron daño alguno, y a un testigo. 

Los investigadores comienzan a atar cabos. Aunque la forma de actuar es similar al resto de atracos registrados, el del jueves por la tarde coincide con el único golpe de este tipo que queda por resolver y que se cometió exactamente el mismo día, puente de la Constitución, pero hace dos años. 

El 7 de diciembre de 2021, dos individuos, al menos uno armado con una pistola, accedían a una sucursal de la Avenida de Camelias y huían a la carrera, protagonizando incluso una fallida persecución. Nunca trascendió el botín, pero se da la circunstancia de que este atraco siempre se desvinculó del resto y se cometió también en una oficina de Caixabank  en  As Travesas, a diez minutos de donde se produjo el de este jueves.  De los detenidos hasta ahora a ninguno se le atribuyó este asalto.

Un testigo vio cómo corrían hacia la carretera provincial

A pesar de que el atraco tuvo lugar en plena tarde, en víspera de festivo y con cafeterías y tiendas abiertas,  el suceso pasó bastante inadvertido entre los vecinos.  “Es una zona con mucho ruido de coches y es difícil percatarse de nada”, explicaba la dueña de un establecimiento cercano quien sí recuerda que “me extrañó ver mucha Policía, pero no sabía por qué". 

Quienes sí  se dieron cuenta de que algo ocurría fueron los clientes de la terraza de un bar. Uno de ellos  escuchó jaleo y vio “cómo dos hombres salían corriendo del banco”. Aunque se acercó hasta allí, solo pudo ver que tomaban dirección hacia la carretera provincial, cruzando Gran Vía, y que uno era alto  y el otro más bajito y  de complexión fuerte, pero no recordaba si quiera cómo iban vestidos. Tampoco vio a un tercero. 

“Dijeron que habían atracado el banco y luego al rato llegó la Policía”, relataba la empleada de otro establecimiento. Desde la administración de Lotería 29, situada a escasos números del banco, su responsable, Eva, admitía sentir algo de “temor” por estos robos. En su local tampoco se enteraron de nada hasta al día siguiente. 

Lo sucedido era ayer la comidilla en la zona.  “Es increíble que pasen estas cosas y  con pistolas”, decía una vecina.  “Seguramente tendrían un coche esperándoles cerca para marcharse rápido,  menudo dineral”, exclamaba. Las tres empleadas solían tomar café en un bar cercano, donde la noticia causó gran inquietud.

La Policía confirmó que no se puso en marcha un operativo o cierre de accesos en relación con este atraco ya que las investigaciones se centran en poder identificar a los autores para su posterior localización.

Te puede interesar