Aplican profilaxis a la familia del bebé que murió de meningitis en Vigo

La vacunación masiva contra la meningitis redujo la incidencia de forma radical.
photo_camera La vacunación masiva contra la meningitis redujo la incidencia de forma radical.
Pediatras vigueses recuerdan que la vacuna logró reducir la incidencia de esta enfermedad que a día de hoy es una rareza 

Tras el fallecimiento de un bebé de 6 meses por meningitis bacteriana esta semana en el Cunqueiro, el Sergas aplicará quimioprofilaxis a los familiares más cercanos para evitar una posible transmisión de la enfermedad. En este caso no se adoptarán otras medidas porque el bebé no iba a la guardería y no tenía otros contactos.

Actualmente, la incidencia de esta enfermedad es baja, con 15 casos confirmados en Galicia desde el 12 de octubre del año pasado hasta el 6 de agosto, según datos del Centro Nacional de Epidemiología, pero su letalidad es elevada, con 3 fallecidos en la Comunidad Autónoma. Hace años, antes de la vacunación masiva contra la meningitis, la situación era dramática, pero hoy “está bajo control”.

El pediatra Carlos Príncipe recuerda que en 1980 atendían en el hospital vigués unos 230 casos de meningitis anuales entre menores de 7 años, de los que en un solo año, en 1980, fallecieron 18. “El primer mensaje es de tranquilidad. La meningitis B era la preponderante en aquel momento, más adelante pasó a ser la C, y hoy son una rareza porque ha funcionado la vacunación masiva”. Explica que si los niños están vacunados correctamente puede deberse a que el sistema inmunitario del niño está debilitado, porque tiene alguna enfermedad subyacente o porque el serotipo de la bacteria es especialmente agresivo.

Preguntado por las señales de alarma, señala que en menores de un año tienen un aspecto grave, están muy postrados y tienen un quejido intermitente. Si presentan manchas en la piel (petequias) es que se trata de una fase avanzada. En niños mayores refieren dolor de cabeza, rigidez en la nuca, vómitos en escopetazo y los signos meningeos, pero la fiebre por si sola no es para sospechar una meningitis porque la mayoría de enfermedades respiratorias cursan con fiebre.

Subraya que las vacunas contra la meningitis son de las que mejor han funcionado y que el mayor foco a nivel mundial es el llamado “cinturón de la meningitis” en el África subsahariana, donde la mortalidad es alta porque no llegan las vacunas y los hospitales son escasos.

Te puede interesar