Universidad

Repueblan con erizos de mar áreas muy explotadas de la Ría

Universidad

UNIVERSIDAD

Repueblan con erizos de mar áreas muy explotadas de la Ría

Los socios del proyecto, durante la presentación de ayer en el edificio Cambón.
photo_cameraLos socios del proyecto, durante la presentación de ayer en el edificio Cambón.
Colaboran en este proyecto la UVigo, el Parque Islas Atlánticas y una cofradía de Cangas
nnn Un proyecto en el que colaboran la Universidad de Vigo, el Parque Nacional Islas Atlánticas y la Cofradía de pescadores San Xosé de Cangas impulsará la repoblación de zonas sobreexplotadas de la ría de Vigo con 30.000 ejemplares de erizos de mar.
La iniciativa, denominada Ocimer, prevé nuevas técnicas optimizadas de cultivo y metodologías de repoblación del erizo de mar que contribuyan a mejorar la calidad de las gónadas producidas, ampliando su periodo de comercialización en el mercado.
Los socios del proyecto pretenden optimizar todas las fases de cultivo para producir el mayor número de juveniles en el menor tiempo posible e implementar dietas de crecimiento con las que lograr una tasa del 60 % de supervivencia.
La técnica responsable de Ocimer, Noelia Tourón, explicó que primero harán sueltas experimentales para evaluar la tasa de recuperación y supervivencia y a continuación ampliar la escala, probablemente en las islas Cíes.
Tourón destacó la rentabilidad de los criaderos de erizo autóctono habida cuenta del incremento exponencial del precio de este producto y del previsible aumento de su producción, tanto en el mercado nacional como internacional.
Galicia es la principal productora de Europa de erizo de mar, que exporta principalmente a Francia y Bélgica. 
Desde la década del 2000, la producción se ha mantenido en torno a unas 750 toneladas al año.
Los precios alcanzaron su techo en 2016, cuando se pagaron 7 euros por kilo de media anual, con picos de más de 20 euros el kilo.
Además de por su valor comercial, Tourón puso de manifiesto la importancia ecológica del `paracentrotus lividus`, ya que sus ejemplares conforman la biomasa más importante del fondo marino y son grandes reguladores de las macroalgas, modificando incluso la composición y la riqueza de especies del fondo.
Otra de sus características es su vulnerabilidad, dado que cuando se reproducen forman grandes bancos de erizos, por lo que la sobrepesca y la pesca ilegal les afectan mucho, al ser, además, una especie de crecimiento lento.
Con dos años de duración, el proyecto Ocimer cuenta con un presupuesto total de 148.420 euros y forma parte de la convocatoria Pleamar, que impulsa la Fundación Biodiversidad, que financia un 70 por ciento del coste total con ayuda del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca.n
 

Más en Universidad
Comentarios