UNIVERSIDAD

Abanca crea la fundación que impulsa su universidad privada

El rector vigués afirma que se mantendrá "vigilante" ante un nuevo campus en la ciudad

El consejo de gobierno de la Universidad de Vigo celebrado ayer.
El consejo de gobierno de la Universidad de Vigo celebrado ayer.
Abanca crea la fundación que impulsa su universidad privada

Abanca  acaba de constituir la Fundación Universidad Internacional de la Empresa (UIE), pieza fundamental para poder poner en marcha su proyecto de universidad privada en Galicia, que tendría sede en Santiago pero su principal campus estará en Vigo, y además habría también en Pontevedra y A Coruña. Dicha UIE tendría contenidos en torno al ámbito empresarial y ocho títulos de carácter oficial, de los cuales cuatro como mínimo serán grados universitarios, con un catálogo de titulaciones no repetitivo sobre las existentes ya en Galicia, según señalaron ayer desde el banco gallego, que parte de la idea de iniciar los estudios en el curso 2021-22, es decir en un plazo de tres años, constituyéndose a través de IESIDE, el antiguo centro de negocios de Caixanova, con sede en la avenida de Madrid. Según Abanca, a día de hoy se descarta utilizar el Colegio Hogar como campus central. El rector de la universidad privada sería Miguel Ángel Escotet en su condición de presidente de la fundación, y en el consejo estarían entre otros Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca, Francisco Botas, consejero delegado del banco, y tres patronos, que serían José Luis Jiménez, José Fernández Pernas y Ricardo Díaz-Casteleiro, con Pedro Otero de secretario. La financiación inicial será de Abanca con la idea de que sea autosuficiente.
Sobre esta nueva universidad que va dando sus primeros pasos se pronunció el rector de vigo, Manuel Reigosa, quien  en su informe ante el Consejo de Gobierno celebrado ayer reiteró su preocupación ante la posibilidad de que se implante una universidad privada en Galicia. El pasado 16 de enero se publicó en el portal de transparencia de la Xunta una consulta pública sobre una posible ley por la que se reconocería la Universidad Internacional de la Empresa. El rector vigués aseguró que “vislumbramos con preocupación la implantación de una oferta formativa paralela y semejante a la del Sistema Universitario de Galicia (SUG)”. 

Reigosa, que reiteró que en el  SUG es posible estudiar las mismas titulaciones que en el resto del Estado, aseguró que “si esto se aprueba, vamos a estar vigilantes con los títulos que se implantan para que no estén repetidos”.  
La Xunta recibió el 4 de octubre de este año la solicitud presentada por el patronato de Afundación. A partir de este momento, se inició la tramitación de la que es, al menos desde 2009, la primera petición formal de creación de una universidad privada en Galicia. El proceso no finalizaría, como mínimo, antes de tres años, ante los requisitos establecidos tanto por la normativa estatal como los más restrictivos a nivel gallego y que exigen, entre otras cuestiones, que se trate de una universidad privada de calidad que aporte valor añadido, con un programa que complemente y no sea reiterativo, con garantías de docencia, investigación y doctoramiento y que no se plantee especular con la docencia ni ganar dinero. 
Además, debería contemplar un porcentaje específico de alumnos que estudiasen con becas y no tendría financiación de la Xunta de Galicia. En cuanto a los estudios que se impartirán, que tendrían que ser acordados en la última fase del proceso de tramitación, girarían en torno al ámbito empresarial, con ramas sociales y de ingeniería.

SISTEMA GALLEGO
El Gobierno autonómico ya señaló que su aprobación no afectaría al sistema universitario gallego, en una comunidad con tres universidades y siete campus que es la única de estas características sin contar con una privada. 
En datos estatales, España cuenta con 84 universidades, de las que 34 tienen carácter privado, en un "marco normativo que permite su convivencia". El secretario de Universidades de Galicia precisó que la universidad promovida tendría que ser creada por Ley por la Cámara gallega. 
En cuanto a los trámites, de forma previa a la elevación de la propuesta al titular de la Consellería de Educación, que instaría al inicio del expediente como anteproyecto de ley, le corresponde a la Secretaría Xeral de Universidades estudiar y valorar la propuesta y emitir un informe en el que se compruebe su pertinencia socio-económica. n