Universidad

300 ingenieros salen de la UVigo con la misión de ser “los mejores”

El Auditorio Mar de Vigo no tenía ni un asiento libre.
photo_camera El Auditorio Mar de Vigo no tenía ni un asiento libre.
El Auditorio de Beiramar estaba abarrotado, con 1.400 asistentes, en la graduación del mayor centro universitario de Galicia

Orgullo y emoción por haber coronado la meta tras años de esfuerzo. Este era el sentir general en la graduación del mayor centro universitario de Galicia, la Escuela de Ingeniería Industrial de la UVigo, que se celebró ayer por la tarde en el Auditorio de Beiramar y donde no cabía ni un alfiler. Más de 1.400 personas asistieron a la ceremonia, incluyendo estudiantes, familiares de varias generaciones, profesores y también autoridades entre las que se encontraban el alcalde de Vigo, Abel Caballero, el conselleiro de Educación, Ciencia, Universidades y FP, Román Rodríguez, el rector de la UVigo, Manuel Reigosa, el delegado Zona Franca, David Regades, el decano del Colegio de Ingenieros Industriales de Galicia, Julio García, el decano del Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales de Vigo, Jorge Cerqueiro, el gerente del área sanitaria, Javier Puente, o la vicepresidenta de la Diputación, Luisa Sánchez, entre otros.

La presentación corrió a cargo de un exalumno Jorge Álvarez, que trabaja actualmente en la industria de la automoción.  A él le tocó el primer discurso con buenos consejos para los nuevos titulados. Les dijo que tienen muchos conocimientos pero que no se estanquen y se abran a nuevos campos, que la actitud multiplica, que no duden en preguntar porque eso ahorra trabajo, que dejen todo por escrito y que una buena idea no siempre tiene un gancho del que se pueda colgar.

Le siguió el director de la Escuela, José Fariña, para quien había dos protagonistas en la ceremonia. El primero, los estudiantes, que alcanzaron un sueño, tras formarse en un centro de prestigio en el que lucharon sobre todo consigo mismos para superar las dificultades. Les recordó que las tasas de ocupación en el grado son del 90% y en el máster del 100%. En el futuro, les animó a soñar, porque sin eso no hay ilusiones ni metas, a buscar el éxito intentando hacer las cosas lo mejor posible ("sed los mejores en lo que hagáis"), a no tener miedo al fracaso y a “atreverse” por difícil que parezca, y les invitó a seguir formándose. El segundo protagonista dijo que eran las familias por su “estímulo” y por confiar en la Escuela.

El alcalde dijo que ayer era un día de fiesta y felicitó tanto a los estudiantes como a sus familiares. Contó que acababa de estar con el nuevo director de Setallantis Vigo, José Luis Mosquera, que también se formó en la Escuela de Ingeniería Industrial. “Cualquiera de vosotros puede dirigir una gran factoría, seréis grandes profesionales porque llevais la marca de la Universidad de Vigo. Os necesitamos más que nunca en un mundo donde la competitividad es tan fuerte”.

Cerró el acto el conselleiro de Educación, que felicitó a los estudiantes por su dedicación, sacrificio y motivación y les animó a mirar el futuro con ilusión. Ayer recibieron el diploma 276 estudiantes de los grados en Ingeniería en Tecnologías Industriales (39), Ingeniería Eléctrica (6), Ingeniería Mecánica (55), Ingeniería en Electrónica Industrial y Automática (39), Ingeniería en Organización Industrial (44), Ingeniería en Química Industrial (12) e Ingeniería Biomédica (43). También se despidieron las promociones de los máster en Ingeniería Industrial (25), en Ingeniería Biomédica (9) y en Fabricación Aditiva (3).

Te puede interesar