Líderes internacionales urgen a retardar el cambio climático

Parte de los líderes mundiales que participan en la cumbre del clima de Dubái.
photo_camera Parte de los líderes mundiales que participan en la cumbre del clima de Dubái.
Carlos III, Lula, Guterres o Von der Leyen piden a los países tomar medidas para evitar un desastre

Líderes internacionales expresaron su preocupación por las crecientes consecuencias del cambio climático en todo el mundo y que afectan en particular a los más vulnerables y urgieron a los países reunidos en la XXVIII Cumbre del Clima de la ONU que se celebra en Dubai (Emiratos Árabes Unidos) a acelerar la acción y eliminar la brecha existente en la realidad y las promesas de mitigación, adaptación y financiación. 

El rey Carlos III del Reino Unido, deseó “con todo el corazón” que COP28 suponga un “punto crítico de inflexión” hacia una acción transformadora genuina en un momento en el que se están viendo cómo los hitos avisados por los científicos se están alcanzando.  Si bien, reconoció los progresos importantes logrados pero mostró su preocupación por que el mundo se quede atrás. “La Tierra no nos pertenece. Nosotros pertenecemos a la Tierra”, recordó el monarca británico en el segundo día de la Cumbre que se prolongará hasta el 12 de diciembre en la que defendió que “la acción real es necesaria para ayudar a los impactos crecientes en las víctimas más vulnerables”.

Por su parte, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, subrayó la urgente necesidad de hacer más progresos y más rápidamente para proteger a la humanidad. “No tenemos dos planetas Tierra”, señaló el mandatario brasileño, cuyo país acogerá en 2025 la COP30. Sobre la acción de su país, Brasil redujo significativamente la deforestación en el Amazonas, y pretende minimizarla a cero en 2030. Brasil es uno de los seis grandes emisores de gases de efecto invernadero del mundo, pero puso en marcha uno de los planes más ambiciosos en materia climática.

Una enfermedad

Previamente intervino el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, quien definió el cambio climático como una “enfermedad” que “solo” los líderes internacionales “pueden curar”. El secretario general afirmó que los efectos del cambio climático, como el deshielo de en la Antártida o los hielos de Nepal, los deslizamientos de tierra, las inundaciones o el aumento del nivel del mar son “síntomas de una enfermedad”. “Una enfermedad que solo ustedes, líderes globales pueden curar”, manifestó. En un mensaje positivo, defendió que “no es demasiado tarde” y que es posible prevenir el desastre planetario, porque existen las tecnologías para lograrlo y evitar el “peor caos climático” si se actúa ahora.

En su intervención, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, animó a que más países se sumen a los mercados del carbono para “unir fuerzas” frente al cambio climático y ofreció la experiencia de la propia Unión Europea para ayudar a otros socios a ponerlos en marcha en el marco de la cita climática internacional. “Todos lo sabemos: si queremos mantener el calentamiento global por debajo del punto de inflexión de 1,5 grados, tenemos que reducir las emisiones globales. Y hay una forma de hacerlo, al tiempo que se fomenta la innovación y el crecimiento. ¡Poner precio al carbono!”, destacó Von der Leyen en el discurso de apertura del acto sobre mercados de carbono.

Te puede interesar