Descubren un exoplaneta a 40 años luz parecido a la Tierra

El exoplaneta Glielse 12 b.
photo_camera El exoplaneta Glielse 12 b.

Bautizado como Gliese 12 b, es potencialmente habitable y en tamaño comparable con Venus

Los astrónomos tuvieron el raro y tentador descubrimiento de un exoplaneta similar a la Tierra a 40 años luz de distancia que puede ser un poco más cálido que nuestro propio mundo. El planeta potencialmente habitable, llamado Gliese 12 b, orbita su estrella anfitriona cada 12,8 días, es comparable en tamaño a Venus (por lo que es un poco más pequeño que la Tierra) y tiene una temperatura superficial estimada de 42 °C (107 °F), que es más bajo que la mayoría de los 5.000 exoplanetas confirmados hasta ahora.

Sin embargo, eso supone que no tenga atmósfera, que es el siguiente paso crucial para determinar si es habitable. El descubrimiento de la “exo-Venus”, por parte de dos equipos internacionales de astrónomos, se publica en la revista “Monthly Notices of the Royal Astronomical Society” .

Gliese 12 b representa uno de los mejores objetivos para estudiar si los planetas del tamaño de la Tierra que orbitan alrededor de estrellas frías pueden conservar sus atmósferas, un paso crucial para avanzar en nuestra comprensión de la habitabilidad de los planetas de nuestra galaxia”, relata Shishir Dholakia, estudiante de doctorado en la Centro de Astrofísica de la Universidad del Sur de Queensland en Australia.

La misma codirigió un equipo de investigación con Larissa Palethorpe, estudiante de doctorado en la Universidad de Edimburgo y el University College London (en Reino Unido).

Puede que tenga una atmósfera similar a la de la Tierra, más parecida a la de Venus, que experimentó un efecto invernadero descontrolado que la convirtió en un infierno a 400°C (752°F), sin atmósfera, o quizás un tipo diferente de atmósfera que no se encuentra en nuestro sistema solar. 

Obtener una respuesta es vital porque revelaría si Gliese 12 b es capaz de mantener temperaturas adecuadas para que exista agua líquida (y posiblemente vida) en su superficie, y al mismo tiempo desbloquearía respuestas sobre cómo y por qué la Tierra y Venus evolucionaron de manera tan diferente.

Te puede interesar