La crisis climática impacta en la migración y la desigualdad

Un momento de la jornada organizada por la Fundación Cruz Roja Española.
photo_camera Un momento de la jornada organizada por la Fundación Cruz Roja Española.
Cruz Roja advierte de la “urgencia” de reducir sus consecuencias en las personas y comunidades

La urgencia de acción, la conciencia ciudadana, las migraciones o las desigualdades son algunos de los temas clave derivados del cambio climático, como se puso de manifiesto en la jornada “Conversaciones Humanitarias: Hacia un Mundo Sostenible”, celebrada por la Fundación Cruz Roja Española.

El evento reunió a expertos, académicos y líderes en el abordaje del cambio climático desde una perspectiva ambiental y humanista. La presidenta de Cruz Roja Española y de su Fundación, María del Mar Pageo fue la encargada de presentar las conclusiones de esta jornada sobre el cambio climático donde apuntó que “su abordaje es de vital importancia, puesto que agrava o gesta muchas de las situaciones a las que Cruz Roja responde como movimientos de población, inundaciones, pobreza energética, inseguridad alimentaria, etc”.

En la primera mesa de conversaciones, sobre los desafíos y oportunidades del cambio climático, la socióloga y politóloga de la Universidad de Zaragoza, Cristina Monge, resaltó el cambio de conciencia ciudadana tras la pandemia de covid-19, donde destacó la interconexión entre la salud de la biosfera y la humana. “Nuestra vida es una variable dependiente de la biosfera: si la biosfera está sana, es más fácil que nosotros también lo estemos”, aseguró.

El catedrático Emérito de Ecología de la Universidad de Castilla-La Mancha, José Manuel Moreno, por su parte, insistió en la necesidad de reducir las emisiones y criticó “la falta de compromiso de algunos países productores de combustibles fósiles”. “Hay una grave disociación entre lo que la ciencia dice que hay que hacer para conseguir compromisos y lo que los países que venden líquido negro dicen que van a hacer”, precisó.

Igualmente, la coordinadora para Europa de Migraciones y Desplazamientos de la IFRC, Raquel Fernández, alertó sobre el aumento de desplazamientos internos y transfronterizos debido al cambio climático. “Hay un 40% de la población en el mundo, 3.500 millones de personas que viven en zonas muy expuestas al cambio climático”, explicó. La tercera de las conversaciones estuvo centrada en el empoderamiento energético para un futuro más igualitario, en la que el filósofo y ensayista, José Antonio Marina, enfatizó los problemas sociales subyacentes a la producción y uso de la energía y propuso un sistema de renta energética per cápita “que mida la energía que realmente consume cada una de las personas”. 

El secretario de Estado de Medio Ambiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Hugo Morán, resaltó que “es imposible pensar en garantizar la calidad de vida, la salud de los ciudadanos, si previamente no somos capaces de garantizar un nivel de calidad de salud ambiental suficiente”.

Te puede interesar