Ninguna

Llega el verano, aunque con retraso

Ninguna

verano

Llega el verano, aunque con retraso

Samil muestra una imagen insólita para este época del año, con pocos bañistas en la playa y aún menos en el agua debido al tiempo desfavorable, que empieza a cambiar hoy.
photo_cameraSamil muestra una imagen insólita para este época del año, con pocos bañistas en la playa y aún menos en el agua debido al tiempo desfavorable, que empieza a cambiar hoy.

Las temperaturas altas irán subiendo paulatinamente hasta el lunes en que los  cielos quedarán despejados

nnn  El verano se ha hecho esperar.  Las temperaturas empiezan a subir a finales de semana, para alcanzar la máxima el próximo lunes, con 28 grados, aún lejos de los 33 alcanzados a mediados de junio, en primavera.  Y será ese día cuando las nubes y las brumas marinas se despidan definitivamente, dando lugar a la situación habitual del verano.
En el interior, la llegada del calor se acelera y mientras en Vigo se registrarán temperaturas máximas de entre 22 y 24 grados, en Ourense los termómetros superarán los 30 grados a partir de mañana, con valores que se prevé alcancen los 35 a mediados de semana.
Supone un contraste con respecto a otras temporadas, ya que en estas fechas el año pasado se había decretado alerta amarilla por una ola de calor, aunque los registros históricos se alcanzaron en 1981 con máximas de 39 grados o en 2011, con valores en torno a los 36 grados. Sin llegar a esta situación, la mejoría prevista aumentará la afluencia a Samil y al resto de los arenales, que hasta la fecha apenas ha acogido bañistas. Todos los servicios están preparados para acoger a los usuarios de las playas con el servicio de salvamento y sanitario operativo desde el 16 de junio en diez arenales: Argazada, Samil, O Vao, Fortiñón, Canido, Fontaíña, Tombo do Gato, A Punta, Rodas y Figueiras, en Cíes, de 12 a 2o horas, todos los días.
Diez agentes de la Unidad de Playa de la Policía Local se unen a los 42 trabajadores de salvamento, entre los que se encuentran 26 socorristas acuáticos, además de los otros doce socorristas que se reparten entre las cuatro piscinas, ubicadas en Samil, y que suponen un gran atractivo para los niños y sus familias. En total se supera el medio centenar de trabajadores, velando por la seguridad en las playas.n

Más en Ninguna
Comentarios