La ucraniana de Ourense murió de frío tras pasar la noche a la intemperie

Las casas abandonadas en donde pudo haber pasado la noche la víctima.
photo_camera Las casas abandonadas en donde pudo haber pasado la noche la víctima.
El marido confesó a los investigadores que discutieron el martes y salió de la casa de Armariz, la última vez que la vio

El caso Nesterova, la muerte de una mujer ucraniana de 62 años  en el CHUO tras ser encontrada inconsciente y semidesnuda en una carretera poco transitada de Nogueira de Ramuín, a unos cinco kilómetros de su casa de Armariz, se ha convertido en una patata caliente para la Policía Judicial de la Guardia Civil. La autopsia del cadáver, realizada a lo largo de la mañana de ayer, no fue concluyente y faltan análisis. 

 

 

Los forenses que la practicaron no hallaron una causa clara que explique la muerte, pero se baraja una hipotermia como la causa más probable. Las lesiones que presentaba el cuerpo no tenían entidad suficiente para comprometer la vida de la mujer.  El examen preliminar descartó también  una agresión sexual. La herida sangrante en la cabeza no casa con una caída fortuita o autoprovocada. 

Albina Nesterova (62 años)  murió de frío tras pasar toda la noche a la intemperie (la temperatura mínima de esa noche osciló entre cero y un grado, según Metogalicia). Pero el informe de autopsia definitivo aun no está y queda pendiente el análisis de muestras recogidas en Ourense  y enviadas al Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses de Madrid.

Dos años en Nogueira

Según fuentes cercanas al caso, la mujer, que llevaba casi dos años residiendo con su marido en Nogueira, en busca de la tranquilidad de la Ribeira Sacra, no pasó la  noche en casa familiar. Su pareja -admite- que discutió con ella  y ella abandonó disgustada de la vivienda. Al menos esta es la versión que el marido dio a los agentes de la Guardia Civil que se hicieron cargo de la investigación. Salió por su propio pie y sin hacer uso de los dos vehículos que tenían, uno recién comprado.

Aun así los agentes inspeccionaron los coches en la noche del miércoles. Albina, según fuentes del Ministerio del Interior, no había denunciado nunca violencia de género ni estaba en el sistema Viogen.

Una “muerte violenta” que resultó accidental en 2022

La Guardia Civil tiene varios frentes abiertos que no permiten cerrar la investigación. Ni confirman ni desmienten. Aunque en un principio se habló de la posible muerte violenta de Nesterova, e incluso se contempló una agresión sexual, no está claro qué ocurrió esa noche.

No es la primera vez que una muerte violenta se contempla a priori como un homicidio y decae por el camino. Ocurrió en marzo de 2022 en Carballiño.  Mila Marchetti (38 años), que había ejercido la prostitución, fue hallada en el punto limpio de ese concello. Cuando la Guardia Civil llegó al lugar de los hechos, pudo comprobar que su cadáver presentaba múltiples golpes y, por este mismo motivo, se abrió una investigación. Aunque en un principio parecía un asesinato, las investigaciones policiales lo descartaron.  Las cámaras de grabación de la villa revelaron que Mila, tras sufrir un brote psicótico, se introdujo en el contenedor y se agazapó dentro. El camión recogió la basura y golpeó su cuerpo hasta causarle la muerte. Fue un accidente. 

Te puede interesar