Podemos rompe con Sumar en el Congreso y se va al Grupo Mixto

Imagen de archivo de Yolanda Díaz, líder de Sumar, e Ione Belarra, de Podemos. // Europa Press
photo_camera Imagen de archivo de Yolanda Díaz, líder de Sumar, e Ione Belarra, de Podemos. // Europa Press
Sumar muestra su desconcierto por esta fuga de diputados y tendrá que reconfigurar sus portavocías parlamentarias en comisión

Podemos se unirá al Grupo Mixto en el Congreso junto con el BNG, Coalición Canaria y UPN tras abandonar el grupo parlamentario de Sumar.  Son cinco los diputados de Podemos, elegidos en las listas de Sumar, y entre ellos está la secretaria general del partido y exministra, Ione Belarra; la responsable de Organización, Lilith Vertsrynge, y Javier Sánchez Serna, coportavoz del partido que ha anunciado la decisión.

Los desencuentros con Sumar arrancan con la composición de listas, de las que se excluyó a Irene Montero, y se agravaron después de perder su presencia en el nuevo Gobierno de coalición, con la salida de Irene Montero e Ione Belarra acusando a Pedro Sánchez y Yolanda Díaz de "echarlas".

Último choque

El último choque fue la organización del debate sobre Palestina de este martes en el Pleno del Congreso, en el que pidió intervenir Belarra, pero la dirección de Sumar apostó por su portavoz de Exteriores, Agustín Santos, el diplomático que fichó Yolanda Díaz como número dos de su lista por Madrid.

Desde Sumar no han ocultado su desconcierto por esta fuga de diputados y varias fuentes han asegurado que los morados no les habían trasladado previamente su determinación de salir del grupo plurinacional hasta que lo han comunicado en prensa, un extremo que niega Podemos, que dice haber comunicado su decisión con antelación.

Durante una breve comparecencia en los pasillos del Congreso, Sánchez Serna ha manifestado que la decisión de pasar al Mixto la adoptan tras constatar que es "imposible" hacer política dentro de Sumar, ante los "vetos" que les impone la formación que lidera Yolanda Díaz.

"No podemos hacer política en el grupo parlamentario de Sumar. Las reglas no son iguales para todos los miembros de esta coalición", ha insistido el dirigente morado al denunciar que no se les ha permitido hacer intervenciones en Pleno o presentar iniciativas parlamentarias que impulsaban.

También ha relatado que pese a los desencuentros con Sumar que se tradujeron en su salida del Gobierno al no ostentar ningún ministerio, su intención era "aceptar el golpe" y "pasar página" pero hoy, tras el desencuentro con el debate sobre Palestina, han optado por salir de la disciplina parlamentaria de Sumar.

Ahora, Podemos opta por ampliar su capacidad política en el Congreso y seguir impulsando medidas "valientes" para la mayoría social desde el Mixto, dado que no están en política por "estar en el Gobierno ni por calentar un sillón".

"Desde las instituciones, desde las calles y con el apoyo de nuestras militancias vamos a seguir trabajando con total autonomía política para recuperar avances democráticos y para volver a gobernar el país", ha zanjado.

La decisión de los morados obligará a Sumar a tener que reconfigurar sus portavocías parlamentarias en comisión, aunque la diputada morada Noemí Santana continuará como presidenta en la de Derechos Sociales.

Ruptura parlamentaria tras meses de tensiones

De esta forma, la ruptura parlamentaria supone la culminación de meses de tensiones entre Sumar y Podemos, que denunció ya en las negociaciones para concurrir juntos a las elecciones del 23J el veto a la exministra de Igualdad en las listas y su peso, que veían escaso, dentro de la candidatura.

A su vez, también acusaron a Sumar de "silenciar" su voz y cercenar su capacidad parlamentaria al dejarles fuera de las portavocías adjuntas del grupo, algo que le daba capacidad para impulsar por su cuenta proposiciones no de ley.

Y en noviembre aprobaron su nueva hoja de ruta que condicionaba futuras alianzas electorales en el futuro a primarias sin vetos, proclamaban que no iban a diluirse en otra formación y que sus votos de sus cinco diputados no se iban a regalar y se deberían negociar en cada ocasión.

De hecho y con vistas a las futuros Presupuestos Generales del Estado, Podemos ya venía advirtiendo al PSOE de que iban a tener que negociar con ellos al margen de Sumar, dado que no estaban sujetos a la disciplina del Ejecutivo al no formar parte de él.

La desconexión de Podemos respecto a Sumar llega también en un momento complejo, dado que en Galicia y en Euskadi negocian junto a IU una posible coalición a las futuras elecciones autonómicas.

Y para las futuras elecciones europeas parece complicado que ambos confluyan de nuevo después de esta decisión. De hecho, fuentes moradas apuntaban durante estas semanas que desde la formación de Díaz no les estaban dejando otro camino que concurrir en solitario.

Te puede interesar