Nueva Pescanova anuncia un ERE con 100 despidos en plena venta

Instalaciones de Nueva Pescanova en Chapela.
photo_camera Instalaciones de Nueva Pescanova en Chapela.
Los servicios centrales de Chapela y la capital son los afectados por la medida, después de que la multinacional pesquera registrase 53 millones de pérdidas y en pleno proceso de venta a Cooke

La compañía viguesa Nueva Pescanova comunicó ayer a los comités de empresa y a los delegados sindicales su intención de iniciar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) extintivo, que afectará a menos de un centenar de trabajadores, de los más de 10.000 que integran la multinacional pesquera, y limitado al ámbito de los servicios centrales en los centros de trabajo de Vigo y Madrid.

Precisamente hoy,  7 de septiembre, es el día de incorporación del nuevo consejero delegado, Jorge Escudero, que llega para poner orden y que la compañía crezca y sea rentable, de forma que recupere atractivo para Cooke. Todo indica que muchos en la empresa han tenido pocas vacaciones para llegar a este punto. 

Fuentes sindicales explicaron ayer que la negociación se iniciará en quince días, a los que hay que añadir la negociación en sí, que puede durar 30 días. La compañía ha señalado que el ERE “está justificado por causas económicas y organizativas”.

Para entender la decisión hay que retroceder al mes de abril, cuando Abanca, propietaria del 98% de Nueva Pescanova, y la canadiense Cooke Inc. llegaban a un acuerdo para negociar la compraventa del 80% de la pesquera. Entonces, Abanca explicó que que se cumplía un hito relevante y que llevaba desde 2015  buscando un socio industrial para la empresa de pesca, que fuera de contrastada experiencia. Y Cooke lo es. Se trata de una empresa familiar de proteína marina con sede en New Brunswick, Canadá, con operaciones en 12 países y casi 13.000 personas empleadas.

A finales de mayo, el consejero delegado, Ignacio González, anuncia su marcha de la compañía “por razones personales” y tras siete años y medio al frente de la empresa, con efectos de junio. El presidente, José María Benavent asume el timón en solitario. 

Precisamente a finales de junio el presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, enfriaba el traspaso al asegurar que "la negociación sigue, pero sin prisa", señaló durante su intervención en Viglobal Summit 2023 organizado por la Zona Franca. Unos días después, preguntado por los medios, precisó que se trata de una operación de "alta complejidad" y que, por tanto, iban a aprovechar el receso estival para tomarse "una pausa" y retomar las negociaciones en septiembre. 

En medio de esta situación se conoció que  Cooke había encargado varios informes a EY sobre las cuentas de la empresa  y el resultado no sería el esperado. A mediados de julio Atlántico publicó las cuentas de Nueva Pescanova, con unas pérdidas por valor de 53,2 millones de euros en su último ejercicio fiscal -de marzo 2022 a marzo de 2023- en prácticamente todas las actividades de negocio y muy especialmente en acuicultura donde el batacazo fue especialmente relevante: 36,6 millones en negativo. 

Este es el contexto en el que  hace solo unos días, el 1 de septiembre, Nueva Pescanova anuncia el nombramiento de nuevo consejero delegado, Jorge Escudero Hurtado, con más de 30 años de experiencia en el sector del gran consumo y puestos de dirección en compañías como Coca-Cola, Campofrío, Leche Pascual o Deoleo. 

El objetivo ahora, según explicó la compañía en un comunicado es “adaptarse a un entorno global desafiante y asegurar la sostenibilidad de la empresa a largo plazo” y que los trabajadores contarán con el apoyo y la orientación de la compañía durante el proceso.

Para llegar a esta decisión, Nueva Pescanova ha explorado todas las alternativas y tomado medidas para minimizar el impacto, señaló en la nota distribuida ayer, pero “tras los resultados del último ejercicio, derivados principalmente de los elevados costes y del entorno inflacionario, la compañía considera imprescindible optimizar su estructura".

Cooke nombra a un director de congelados para Europa

La compañía canadiense Cooke Inc. acaba de anunciar que Johan Brouwer ha sido nombrado nuevo director general de Morubel y líder ejecutivo de ventas de congelados de Cooke Europa. El nombramiento se conoce en plena operación de venta de Nueva Pescanova por lo que la relación entre ambos hechos no es casual.

Morubel es el procesador de camarón líder en Europa Occidental que cultiva, procesa, envasa y distribuye camarón y otros productos del mar. Morubel distribuye sus productos orgánicos y congelados líderes en el mercado a clientes minoristas, de servicios de alimentos y de la industria alimentaria en toda Europa.

Con sede en los Países Bajos,  Brouwer tiene 25 años de experiencia en productos del mar y aporta una importante experiencia en servicios de alimentación, ventas minoristas y gestión de cuentas. Se une a Cooke procedente de Veramaris, donde fue director de desarrollo empresarial. Anteriormente ocupó cargos en Seafood Connection (Maruha Nichiro Group) y Marine Harvest

Te puede interesar