Bruselas eleva hasta el 2,1% el PIB español para el año 2024

El comisario de Economía, Paolo Gentiloni, explica las previsiones económicas de la CE.
photo_camera El comisario de Economía, Paolo Gentiloni, explica las previsiones económicas de la CE.
La Comisión Europea rebaja las previsiones del déficit en España hasta el 3% en este ejercicio

La Comisión Europea calcula que el déficit de España caerá al 3% en 2024, en línea con las previsiones que tiene el Gobierno, y al 2,8% en 2025, en este caso, tres décimas por encima de las proyecciones nacionales, pero constata una senda descendente impulsada por la evolución favorable de los ingresos y la eliminación progresiva de las medidas relacionadas con la energía.

De este modo, Bruselas avaló la actualización de las previsiones fiscales del Gobierno, que apuntan a que España cumplirá en 2024 con el objetivo del 3% del Producto Interior Bruto que exigen las nuevas reglas fiscales, pese a que cerró con un 3,6% de déficit el ejercicio de 2023, que será el que se tenga en cuenta para la posible apertura de expedientes por déficit excesivo el próximo 19 de junio.

Además, las proyecciones de la Comisión son más optimistas que las del Gobierno respecto al crecimiento de la economía, ya que lo sitúan en el 2,1% en 2024 -una décima por encima del pronóstico del Gobierno y cuatro más que en las anteriores previsiones- pero apuntan a una “pequeña deceleración” en 2025, hasta el 1,9%, una décima menos de lo que se pronosticaba en invierno.

El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, destacó en rueda de prensa que el crecimiento de la actividad económica española estará impulsado por la demanda interna cuyo comportamiento se espera al alza en los próximos meses y respaldado por un mercado laboral “fuerte”, mientras que se espera que la implementación del plan de recuperación y resiliencia “apuntale” el repunte de la inversión.

Previsiones de primavera

Las previsiones económicas para la primavera, publicadas ayer, también anticipan que el ratio deuda/PIB siga disminuyendo gradualmente del 105,5% que vaticinan tanto el Ejecutivo nacional como el comunitario para 2024, hasta el 104,8% que estima Bruselas en 2025, siete décimas más que el pronóstico que está manejando el Gobierno.

Estas predicciones sitúan a España entre las cinco economías -junto a Bélgica, Grecia, Francia e Italia-, en las que se prevé que la deuda pública siga siendo superior al 100% del PIB de cara a 2025.

Por otro lado, se espera que continúe la reducción de la inflación en los próximos meses hasta llegar al 3,1% en 2024 -una décima menos de lo que predijo la Comisión Europea en febrero- debido a la continua disminución de la presión sobre los precios de los componentes no energéticos y alimentarios, y que seguirá disminuyendo hasta el 2,3% en 2025, dos décimas por encima del pronóstico de invierno. La Comisión Europea confía también en que siga disminuyendo la tasa de desempleo de España, aunque se mantendrá en un nivel elevado, alcanzando el 11,6% en 2024 y el 11,1% en 2025, muy por encima de la media europea, al tiempo que espera que el crecimiento de los salarios nominales se modere, pero situándose “marginalmente” por encima de la inflación.

Te puede interesar