Auxiliares auto ‘bendicen’ ayudas clave de la Xunta para competir

El director de OP Mobility en Redondela, Eduardo Villanueva, con la conselleira, María Jesús Lorenzana.
photo_camera El director de OP Mobility en Redondela, Eduardo Villanueva, con la conselleira, María Jesús Lorenzana.

La conselleira Lorenzana visitó OP Mobility (antigua Plastic Omnium), que ve con buenos ojos las ayudas comprometidas por la Xunta “para que el negocio quede aquí”

La empresa OP Mobility (nuevo nombre de Plastic Omnium) es uno de los principales proveedores de Stellantis Vigo en Galicia. En su planta de Redondela emplea a más de medio millar de personas y confía en poder mantener el tejido productivo, así como el del resto del sector gallego. “La automoción siempre ha sido muy agresivo a nivel de costes y competitividad y la situación se ve ahora más agravada con el desembarco de marcas asiáticas, que eleva el riesgo a nivel de costes”, indicaba el director de la compañía, Eduardo Villanueva, que recibió a la conselleira de Economía e Industria, María Jesús Lorenzana.

 

OP Mobility, que fabrica componentes de exterior para los vehículos de Stellantis y está integrada en el cluster Ceaga, ve con buenos ojos las ayudas comprometidas por la Xunta para la industria auxiliar de la automoción “para poder ser más eficaces y eficientes, modernizarnos al máximo y hacer que el negocio se quede aquí”.

La conselleira también se manifestó en esta línea y mostró el compromiso del Gobierno gallego por “facilitar las inversiones y la eficiencia energética de las empresas para que puedan reducir costes y competir mejor en las adjudicaciones”. “El sector está en un momento de cambio y de dificultades derivado de la competencia por los costes de producción”, manifestó Lorenzana haciendo referencia al plan director que está elaborando la Xunta con una línea de ayudas económicas de varios años para el sector de la automoción, que emplea en Galicia a 25.000 personas.

La conselleira explicó que se están completando los trabajos del Plan Director de la Automoción, que va acompañado de ayudas para apoyar a la cadena de valor y en especial a las auxiliares con más dificultades en el proceso de electrificación. “El objetivo es que no se deslocalicen pedidos y que se trabaje con proveedores en Galicia”, señaló.

Un día antes la presidenta de Ceaga, Patricia Moreira, subrayó que de esta situación “venimos hablando desde 2015, que teníamos que competir con países de bajo coste y ahora se ha constatado la realidad, ha llegado el lobo y se llama países de bajo coste y se llama China. Es difícil competir”, por lo que están a la espera de ver hasta dónde llegan las ayudas de la Xunta. 

Te puede interesar