La Agencia Tributaria vigilará las ventas de las plataformas

Oficinas de la Agencia Tribuitaria en Madrid.
photo_camera Oficinas de la Agencia Tribuitaria en Madrid.
Hacienda revisará los operadores no establecidos en España y el cumplimiento de sus obligaciones

La Agencia Tributaria analizará y, en su caso, comprobará la liquidación definitiva de los impuestos extraordinarios a banca y energéticas, extenderá el control sobre los operadores extranjeros que venden sus productos en España a través de plataformas de comercio electrónico e intensificará los controles de los llamados “neobancos”. Así se desprende del Plan Anual de Control Tributario y Aduanero publicado esta semana en el Boletín Oficial del Estado (BOE), en el que se desglosan las actuaciones más relevantes a llevar a cabo por la organización en el ejercicio 2024.

Entre las directrices recogidas en el plan se recogen las actuaciones para el análisis y, en su caso, comprobación del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, el Impuesto sobre Transacciones Financieras, el Impuesto Temporal de Solidaridad de las Grandes Fortunas y los gravámenes temporales energético y de entidades de crédito y establecimientos financieros de crédito. 

Cabe recordar que en el ejercicio 2023, la Agencia Tributaria fue el órgano encargado de la aplicación de dos nuevos gravámenes temporales a la banca y energéticas y el nuevo impuesto temporal de solidaridad de las grandes fortunas. En el ejercicio 2024, se autoliquidarán tanto el pago anticipado como la liquidación definitiva de ambos gravámenes a las empresas, y también la autoliquidación del Impuesto Temporal de Solidaridad de las Grandes Fortunas.

Fraude fiscal

Otro de los focos para este ejercicio será el control de la economía en plataformas digitales. Las razones son, por un lado, el crecimiento anual de dos dígitos que las transacciones realizadas a través de plataformas han experimentado en los años 2020 a 2023 y, por otro, la constatación de la presencia de personas y entidades no establecidas en el territorio de aplicación del impuesto que están obligadas a satisfacer el IVA en el país.

Por ello, durante el año 2024 se va a realizar un completo plan que incluye la revisión censal de operadores no establecidos registrados en España que actúan por medio de plataformas en ventas a consumidores finales en el país, para comprobar el cumplimiento formal de sus obligaciones. También se realizarán contrastes para verificar el total de lo importado por cada operador y se comprobará la veracidad completa de las declaraciones presentadas por los operadores españoles, utilizando para ello la información disponible de otras fuentes.

Otro aspecto que supone en la actualidad un reto para el control fiscal está constituido por los llamados neobancos, entidades de pago electrónico y demás sistemas de pago virtual que están proliferando en los últimos tiempos desde diversas páginas web.

Se trata de empresas registradas ante las autoridades de cualquier Estado miembro de la Unión Europea pero que, en virtud de los derechos de libre establecimiento y libre prestación de servicios, pueden realizar servicios financieros digitales en España, sin tener presencia física alguna. Por ello, se intensificarán los controles sobre aquellas empresas que utilicen medios de cobro que se encuentren al margen de las obligaciones de suministro de información de pagos por medio de tarjeta de débito y crédito, para evitar que la utilización de estos medios de pago alternativos constituya una vía de elusión o fraude.

Te puede interesar