Balonmano | División de Honor

El Porriño se condena y roza la proeza en casa

Aitana Santomé se mete entre la defensa del Málaga en el partido de ayer.
photo_camera Aitana Santomé se mete entre la defensa del Málaga en el partido de ayer.

El equipo louriñés empezó mal y se acercó a la remontada en casa ante el Málaga

Un equipo se puede condenar y, después, rozar una auténtica proeza deportiva. Esto fue lo que sucedió ayer al Conservas Orbe Rubensa Porriño en la lucha por la tercera posición de División de Honor ante el Costa del Sol Málaga. Firmó un comienzo de partido notable en dos facetas del juego, la finalización y la defensa. En la parcela ofensiva, las jugadoras de Isma Martínez generaron opciones claras de disparos superando a la retaguardia malacitana para alcanzar los seis metros, pero allí lanzaron mal con hasta seis errores en el tramo inicial. Paró la visitante Merche Castellanos, pero todavía un poco más de lo previsto. Hubo mala definición.

Además, en la otra parte del campo, en cuidar la portería propia también falló el conjunto louriñés, que destacó en esta faceta en temporada regular pero ayer rindió mal, como indica el 6-11 del ecuador del primer acto y el 13-19 del descanso. Son siete tantos en contra, que significan una losa terrible cuando te mides a uno de los mejores equipos de División de Honor que se quedó fuera de la final en la tanda de penaltis como es el Málaga. 

No obstante, pese a ello, el Conservas Orbe Porriño sacó en la segunda mitad su mejor versión para ir, poco a poco, recortando diferencias hasta el punto de llegar con opciones al tramo final. Paulina Pérez Buforn se mostró acertada en el ataque y estuvo acompañada por la dupla vasca formada por Maider Barros y Maddi Bengoetxea. Así, a falta de poco menos de dos minutos, el equipo de Isma Martínez tuvo una posesión para situarse a un gol cuando el marcador estaba en 29-31. La acción finalizó en falta en ataque dudosa y se terminó la posible opción de remontada, aunque el partido, realmente, se perdió por lo realizado antes del descanso.

De esta forma, el equipo de Isma Martínez se medirá el viernes (19:00) al Málaga en territorio andaluz sin red. Si pierde, será cuarto y si gana, disputará una prórroga de diez minutos en la que se jugará no terminar en la cuarta posición. Más allá de un puesto u utro, la formación louriñesa ya se garantizó la mejor posición de su historia en División de Honor. La escuadra buscará un triunfo que evite irse de vacaciones con una notable racha negativa después de una campaña histórica. Eso sí, el rival parece un peldaño por encima.

Te puede interesar