O Porriño llora la muerte del niño de dos años que murió en el coche de su madre

Minuto de silencio multitudinario en el Concello de O Porriño por la muerte del niño en el coche de su madre. Alberte
photo_camera Minuto de silencio multitudinario en el Concello de O Porriño por la muerte del niño en el coche de su madre. Alberte
Los habitantes de O Porriño se concentraron frente al Concello para manifestar su apoyo a la familia | El alcalde Alejandro Lorenzo califica la muerte de "trágica y triste" y suspende las fiestas de Porrigalia con 3 días de luto | Vecinas, sobre la madre: "Es la persona más responsable que puedas encontrar"

Decenas de habitantes de O Porriño han guardado este mediodía tres dolorosos minutos de silencio por el niño que murió este jueves al pasar horas olvidado en el coche de su madre. Delante del Ayuntamiento, donde las banderas ondean a media asta, los residentes de esta localidad gallega han recordado con pesar al pequeño, que aún no había cumplido los tres años. El silencio se ha roto con aplausos y mucha emoción, especialmente de la gente más cercana a la familia. O Porriño ha decretado tres días de luto y ha suspendido las fiestas Porrigalia, que estaban programadas en el pueblo.

 

Una de las vecinas, Dina, ha explicado que su hija conocía a la madre del pequeño porque son compañeras de trabajo y ha revelado que le transmitió que es una persona "muy responsable, la más responsable que puedas encontrar". Ha confesado estar "muy triste", como todo el pueblo, por una "desgracia" que supone "un dolor muy grande". "No creo que pueda sobrevivir una persona con una desgracia como esta en la familia", ha opinado.

Otra vecina, Mercedes, se ha puesto en el lugar de la familia y ha dicho que es "muy difícil" de sobrellevar, al tiempo que ha considerado correcta la suspensión de la fiesta.

El alcalde de la localidad, Alejandro Lorenzo, ha hablado con los familiares del pequeño por teléfono y ha trasladado que "es un momento muy duro para ellos" por una muerte que ha calificado de "trágica y triste". "Hay que prestar todo el apoyo, toda la ayuda, a la familia. El pueblo demuestra que está con ellos y triste por este día", ha añadido.

El primer edil ha señalado que también ha estado en contacto con la empresa donde trabaja la madre y quedó estacionado el vehículo, la farmacéutica Lonza, que lo está "pasando mal en este proceso". El alcalde también ha confirmado que la familia del menor es de O Porriño y que vive en la zona céntrica de la localidad pontevedresa.

Intento de reanimación sin éxito

Daniel Rodríguez, inspector jefe de la Policía Local, ha explicado que el 112 les dio aviso el jueves por la tarde para ir a buscar a los médicos del punto de asistencia continuada y llevarlos a la empresa donde trabajaba la madre del pequeño para asistir al niño, que estaba en parada respiratoria.

Cuando llegaron al estacionamiento, una ambulancia y trabajadores de la empresa ya estaban asistiendo al niño, al que intentaron reanimar sin éxito, ha relatado el policía. Después de unos quince minutos, ha añadido, se confirmó el fallecimiento, una noticia que los compañeros de la Policía Local trasladaron "llorando" al inspector.

El pequeño falleció tras permanecer durante horas en el interior del coche de su madre, que se habría olvidado de dejarlo en la guardería y se dirigió directamente a su puesto de trabajo.

La alarma saltó cuando el padre fue a recogerlo a la escuela infantil, a la que el menor nunca llegó. La jornada fue calurosa, por lo que la hipótesis es que el pequeño no soportara las altas temperaturas del aparcamiento y sufriese un golpe de calor en el interior del vehículo. La Guardia Civil está a la espera del resultado de la autopsia y ha abierto una investigación. 

Te puede interesar