Apenas tres milagros para "creer" en la salvación del Celta

Douvikas y Ristic, de brazos en jarras tras el empate del pasado lunes ante un Cádiz con diez.
photo_camera Douvikas y Ristic, de brazos en jarras tras el empate del pasado lunes ante un Cádiz con diez.

Sólo tres de los 15 equipos con menos de 10 puntos tras 15 jornadas se han salvado y todos en la última jornada; eso sí, los tres tenían más hueco a estas alturas con la permanencia

En las 25 temporadas que lleva instaurado el mismo sistema de competición y de descensos con el mismo número de equipos (20), sólo 17 conjuntos -de 480- han llegado a la jornada 15 por debajo de 10 puntos, la situación en la que ahora se encuentra el Celta (9). Y dos de ellos, además, son los actuales Granada y Almería. Por lo tanto, la cifra de precedentes se queda en 15 y únicamente tres dan esperanza de permanencia, ya que los otros doce acabaron descendiendo. Los espejos en los que mirarse son, pues, el Zaragoza de la temporada 2010/2011, que tenía 9 puntos a estas alturas; el Osasuna de la 08/09, que también tenía 9, y el Espanyol de la 03/04, que sólo contaba con 8.

Aquel Espanyol 03/04 comenzó con Javier Clemente en el banquillo, pero fue cesado tras las diez primeras jornadas con sólo una victoria para dar entrada a Luis Fernández. La reacción no fue inmediata, de hecho no sólo estaba con 9 puntos en la jornada 15 -cuanto estaba nada menos que a siete puntos de la salvación-, sino que mantuvo esos guarismos hasta la 17. Entre las dos últimas jornadas de la primera vuelta y toda la segunda, el equipo catalán ganó 11 partidos y empató 2 para alcancar los 43 puntos y evitar los tres puestos de caída a Segunda, uno de ellos ocupado, precisamente, por el Celta.

Cinco campañas después, era Osasuna el que renqueaba con un arranque horrible. José Ángel Ziganda dirigió sólo seis jornadas -sin victorias pero con cuatro empates- antes de la llegada de José Antonio Camacho, que no fue mano de santo de inicio. De hecho, la primera victoria no llegó hasta la jornada 12 y la segunda, hasta la 16. En la 15, tenía 9 puntos y era colista a cuatro puntos de la salvación. Ocho triunfos más y siete empates bastaron para alcanzar los 43 puntos, uno sobre el descenso, tras ganar en las dos últimas jornadas a Barcelona y Real Madrid.

El último de los escasos precedentes felices lo protagonizó el Zaragoza de la campaña 2010/2011, que tenía 9 puntos y estaba a cuatro de la salvación tras los primeros 15 encuentros. Como en los casos anteriores, no hubo demasiada paciencia y José Aurelio Gay fue destituido después de la jornada 11, con 7 puntos en su haber y una sola victoria. Javier Aguirre tomó el relevo pero no ganó hasta la jornada 17. Necesitó después otros diez triunfos, incluidos los dos últimos ante Espanyol y Levante, para salvarse con un solo punto de margen.

Las tres ocasiones mentadas tienen en común un factor: la permanencia se selló en la última jornada. Es decir, que aunque el final sea bueno, al Celta le esperan meses de mucho sufrimiento.

Te puede interesar